Oscar Alvarado: La gestión de la tecnología un desafío para las áreas de RH
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Oscar Alvarado: La gestión de la tecnología un desafío para las áreas de RH

COMPARTIR

···
menu-trigger

Oscar Alvarado: La gestión de la tecnología un desafío para las áreas de RH

bulletEs la innovación factor de adaptación al entorno cambiante del mundo actual.

Opinión MTY ERIAC-PASIÓN POR EL TALENTO OSCAR ALVARADO C.
06/12/2019
Actualización 06/12/2019 - 10:49
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Oscar Alvarado Camacho
Oscar Alvarado CamachoCortesía

Desde el punto de vista tecnológico, me parece que somos privilegiados de la época que nos está tocando vivir en el presente. Esta transformación tecnológica actual, nos lleva a replantearnos la forma en que conducimos nuestra vida en todas las dimensiones y sentidos en las que se comporta el ser humano.

En la forma en que creamos y llevamos a cabo nuestras relaciones con los demás, en la forma en que construimos negocios y empresas, en la forma en que tomamos decisiones, o pensamos el futuro. Que gran cantidad de retos recibimos todos los días, con temas tan simples como adaptarnos a nuestro nuevo teléfono celular o bajar la aplicación de moda, o procesos mucho más complejos como comprender los nuevos modelos de negocio que tienen la capacidad de crecer de forma exponencial y casi casi surgir de la nada.

¿Por qué razón la tecnología representa un desafío para los profesionales de Recursos Humanos?; primero que nada, porque ésta es una de las palancas más importantes para la supervivencia y transformación de nuestras organizaciones. Es un gran factor de adaptación al entorno cambiante del mundo de los negocios y un elemento de generación de valor clave.

Pero la tecnología no se gestiona sola, requiere de las personas para su explotación al máximo. Sí requiere de las personas, pero requiere de las personas correctas, requiere que éstas tengan la actitud, las competencias, los comportamientos y el “mindset” necesarios, y esa es una tarea que Recursos Humanos está obligado a llevar a cabo, para apoyar el negocio en las metas que se proponga y para resolver las demandas de cambio que el mercado, la competencia y lo que el mundo en general exige.

Algunas veces he escuchado que el rol de Recursos Humanos es como aprovechar bien la tecnología para llevar a cabo sus propios procesos de gestión, y sí, eso es necesario hacerlo. Pero RH se quedará muy corto si solo se enfoca en ello. Su rol deberá ser mucho más trascendental, está llamado a ayudar al negocio en su propia transformación a través de la tecnología.

Sí, Recursos Humanos debe trabajar en digitalizar sus propios procesos, en todo el ciclo de vida del empleado en la organización, desde su búsqueda e incorporación hasta su salida de la misma. Con ello enfocarse en mejorar la experiencia como empleado, pero también haciendo los procesos más eficientes para ser gestionados y facilitar su uso por parte de los líderes, para explotar la información y partiendo de su análisis tomar las mejores decisiones, para hacer eficientes los procesos y que los sistemas se encarguen de todo el trabajo transaccional, liberando recursos y talento para trabajar en procesos de mayor valor.

¿Pero, cuál es el otro rol de Recursos Humanos respecto a la tecnología en el mundo organizacional? Es el rol de ayudar a la empresa a contar con las estructuras humanas necesarias, las competencias, las actitudes y el “mindset” para gestionar la tecnología.

Primero que nada, como ya se ha dicho muchas veces, Recursos Humanos tiene que entender perfectamente el negocio, sus desafíos, sus estrategias y objetivos. A partir de ahí, debe ser capaz de traducir y trasladar todos esos elementos en iniciativas de talento. Está claro que las personas son el diferenciador clave de un negocio.

La tecnología digital hoy es un habilitador central para hacer cosas que antes eran imposibles de lograr, y el primer reto es la comprensión de lo que eso significa, es decir el equipo de liderazgo necesita comprender muy bien esta tecnología, sus alcances, sus principios, y la forma en la que puede agregar valor a la productividad y a la estrategia. Si queremos ver este fenómeno en su más amplio alcance, la tecnología deberá ser capaz de ayudar al negocio a cumplir su promesa de valor, no solo a los clientes si no a todos los grupos de interés involucrados (stakeholders). La tecnología debe ayudarnos en ese propósito con nuestros clientes, accionistas, empleados, proveedores, comunidad y gobierno.

Cabe preguntarnos a nosotros los profesionales de Recursos Humanos ¿Qué estamos haciendo para aportar valor desde nuestro rol? Como inicié este artículo, el desafío es grande.

El autor es Director de Recursos Humanos de Grupo Cuprum y Expresidente y Socio de ERIAC Capital Humano.

Opine usted: editorial@eriac.com.mx

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.