Nueva obligación: Avisar quiénes son los accionistas y dónde viven
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Nueva obligación: Avisar quiénes son los accionistas y dónde viven

COMPARTIR

···

Nueva obligación: Avisar quiénes son los accionistas y dónde viven

La Ley General de Sociedades Mercantiles (LGSM), en su artículo 73, establece que las sociedades llevarán un libro especial donde se inscriben el nombre y domicilio de cada socio.

Opinión MTY capitalizando experiencias Rogelio García Zambrano
26/06/2018
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Placeholder block

Estimado empresario, una nueva obligación mercantil ha nacido y tiene efectos fiscales y penales si no se cumple. Si usted la desconoce aún, le invito a que siga leyendo este artículo.

La Ley General de Sociedades Mercantiles (LGSM), en su artículo 73, establece que las sociedades llevarán un libro especial donde se inscriben el nombre y domicilio de cada socio. Esta obligación siempre ha existido, pero la verdad es que había sido poco observada por muchas empresas porque no existía una sanción por no cumplirla. Era aún más delicado esto, porque el artículo 129 de la misma Ley establece que la Sociedad considerará como dueño de las acciones a quien aparezca inscrito en el libro de referencia y aun así poco se cumplía.

Con la reforma a la definición de contabilidad para efectos fiscales, que surgió en el año 2014, se incluyó a los libros y registros sociales como parte de ella (esto se estableció en el artículo 28, Fracción I del Código Fiscal de la Federación). Por tanto, ya se asocia una infracción y una multa por no estar cumpliendo con esto y puede ser impuesta por el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Aunque esto ya es sancionable desde hace aproximadamente tres años, la autoridad solo podía percatarse de su cumplimiento mediante la revisión física a los contribuyentes, es decir, requiriéndoles la exhibición de dichos libros.

Con fecha 14 de junio del 2018, se modificaron los artículos mencionados de la LGSM para establecer una nueva obligación en el sentido de que deberá publicarse un aviso en el sistema electrónico de la Secretaría de Economía, en relación con el nombre y domicilio de los socios. Y ahora para poder cumplir con dicha obligación es necesario tener en orden los libros, registros y acciones de las personas morales.

Por tanto, la Secretaría de Economía estará recibiendo esta información de quiénes son los accionistas de las sociedades y cuáles son sus domicilios; lo que será un indicio de que esas empresas si están cumpliendo con tener sus libros y registros sociales. Así, se acaba cualquier rastro de anonimato en las sociedades.

Es importante considerar que asentar información falsa en estos avisos es considerado una infracción con consecuencias penales, en términos del artículo 111, fracción VIII del Código Fiscal de la Federación.

Para evitar sanciones es muy importante que se encuentre asesorado de manera veraz y oportuna. En los últimos años, han surgido una serie de cambios trascendentales en el entorno jurídico, fiscal, normativo y tecnológico en los negocios. Recuerde que un Contador afiliado al Instituto de Contadores Públicos (ICPNL) de Nuevo León, está obligado a mantenerse capacitado en sus respectivas materias. Lo invitamos a que capitalice estas experiencias en su empresa.

El autor es Consejero del Instituto de Contadores Públicos de Nuevo León (ICPNL).

Opine usted: rgarcia@krestonbsg.com.mx

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.