Nos orillaron a eso
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Nos orillaron a eso

COMPARTIR

···
menu-trigger

Nos orillaron a eso

bulletSe debería razonar el voto y votar no sólo por castigar a los corruptos, que claro que hay que hacerlo.

Opinión MTY Wiki-litico Miguel Moreno Tripp
26/02/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Placeholder block
Miguel Moreno TrippFuente: Cortesía

No se trata del clásico “oríllese a la orilla, joven”. Esto es más relevante que esa frase, aunque tiene relación con lo que muchas veces pasa al final de la “conversación” con el policía: la mordida que se da y que se recibe (es un camino de dos vías).

Platicando con un señor que se dedica al transporte de pasajeros del aeropuerto de Monterrey a lugares anexos y conexos (hay que empezar a acostumbrarse a la nomenclatura, porque vamos a volver a las épocas doradas del sindicalismo) decía que la gente va a votar por AMLO por qué a eso se le orilló.

¿Y qué es lo que orillaría a la gente a votar por AMLO? El hastío de escuchar las noticias de como roban y roban y regresan por más. ¿Es percepción o realidad? ¿Son campañas mediáticas o realmente sucede?¿Hay que hacer esas preguntas?

La medición de la corrupción, para evitar que sólo sea percepción sino que objetivamente sea cuantificada por más que pudiera ser mejorable su metodología -no es el punto-, es medida y publicada tanto por Transparencia Internacional, como por Transparencia Mexicana. En días pasados se anunció como México pasó de 30 a 29 puntos, ocupando el lugar 135 de 180 países medidos. Somos el país peor evaluado dentro de la OECD y de Latinoamérica solo Venezuela está peor: lugar 169 de 180. No se vale compararse contra los peores, aunque para allá vamos (figurativa y literalmente).

Si usted googlea o guglea (ya debería ser un verbo aceptado por la Real Academia Española) “corruption Mexico” (en inglés) el primer resultado será el de Wikipedia y dirá “Corruption in Mexico” …mostrando el logo del PRI a un lado.

Sin embargo no se puede decir que “toda la corrupción viene del PRI”. No, se ven un día sí y otro también como en los otros partidos hay escándalos de corrupción. No se salvan ni el PAN ni el PRD, ni MORENA, por mencionar sólo los partidos más grandes. Se ha convertido en una psicosis popular el que se maximicen los errores y se minimizan, al punto de nulificarlos, los aciertos.

La gente va a decidir basada en cómo sienta y ese sentimiento todo apunta a que se quiere un cambio, para ver si entrando un gobierno distinto al actual hace algo por aplicar algo de la ley en contra de tanta corrupción.

No debería ser así, es decir, se debería razonar el voto y votar no sólo por castigar a los corruptos, que claro que hay que hacerlo. Sin embargo, México no va a salir adelante si a todos quienes hayan -o hayamos, dijo el otro- desde dado una mordida hasta embolsarse carretadas de dinero (“porque merecen la abundancia”) estén en la cárcel.

El combate a la corrupción es una condición sine qua non, pero no es suficiente para crecer. Es una falacia que con sólo combatir a la corrupción vayamos a salir adelante. Es insuficiente que las plataformas de los políticos solo prometan combatir la corrupción….en los otros partidos. Hay que ser racionales, pensar y no solo dejarnos llevar por el sentimiento y ver que proponen los candidatos para construir, no solo para destruir lo anterior.

El autor es Doctor en Finanzas por la Universidad de Tulane; cuenta con la Maestría en Alta Dirección de Em- presas, en el IPADE. Se desempeñó como Director General de entidades del área Internacional en Santander Serfin. Es Director del programa OneMBA y tiene su Despacho asociado con Crowe Horwath para proporcionar asesoría en temas de Finanzas Corporativas. morenotrip@gmail.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.