Norma Canales: El fervor fallido de las terminales de almacenamiento y reparto
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Norma Canales: El fervor fallido de las terminales de almacenamiento y reparto

COMPARTIR

···
menu-trigger

Norma Canales: El fervor fallido de las terminales de almacenamiento y reparto

bulletLa colocación de inversión privada en petróleo y gas.

Opinión MTY FINANZAS INMOBILIARIAS NORMA CANALES
05/03/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Norma Canales
Norma CanalesFuente: Cortesía

La colocación de capitales privados en energía específicamente en midstream de petróleo y gas se veía direccionada hacia la construcción de infraestructura ya que dado al déficit tan grande se oía muy lógico y relativamente fácil apostarle a los proyectos de Terminales de Almacenamiento y Reparto “TAR". Se dice “relativamente” fácil ya que el modelo de negocio de las TARs es parecido al negocio inmobiliario -el cual está muy acostumbrado a invertir el inversionista mexicano- ya que se renta la capacidad de almacenamiento de petrolíferos en base a una tarifa en un bien inmueble que cuenta con la ingeniería, y permisos para almacenar y descargar petrolíferos. Del 2015 al 2018 los bancos de inversión en México revisaban alta cantidad de proyectos de inversión en TARs. -aproximadamente 10 cada semestre- que aparentaba ser una burbuja de inversión a punto de estallar. ¿y porqué no estalló la burbuja? no estalló porque no se realizaron dichas inversiones que se veían muy prósperas y fáciles de ejecutar.

Las razones por las cuales no se arrancaron dichos proyectos de inversión no solo fue por la falta de emisión de permisos de la CRE, sino que principalmente por la falta de offtakers o comercializadores comprometidos a firmar contratos de almacenamiento. Para que un proyecto sea atractivo para los inversionistas, se requiere que cuente con estimaciones de flujos amparados con contratos que pudieran de alguna manera garantizar la rentabilidad del negocio. En ese entonces las empresas internacionales que entraban a México para establecer su marca en gasolineras todavía le compraban todo a Pemex por lo que no requerían su propia infraestructura y los importadores privados estaban en etapa temprana de crecimiento.

Otra de las razones principales por las cuales no se desencadenó la inversión en TARs fue la practicidad del trasvase. Los importadores y comercializadores no vieron necesario invertir en infraestructura física si tenían la posibilidad de descargar el producto de trenes directamente en pipas, lo que ocasionó un freno en las inversiones de terminales. En Nuevo León vemos distintos puntos de descarga a lo largo de la red ferroviaria en ciudades como García, Salinas Victoria y Cadereyta.

Un proyecto de TAR es más complejo de lo que parece, y no solo por la fortaleza que requiere en el ámbito comercial, sino por las ingenierías especializadas detrás del proyecto y su operación que siendo preferentemente automatizada tiene costos elevados de inversión y requiere de ingeniería con experiencia.

La importancia que juegan las TARs en la cadena productiva de hidrocarburos va enfocado hacia el establecimiento de precios al consumidor final ya que es cuando se sostiene el producto durante la baja de precios. Contar con infraestructura en México no solo nos ayuda a mantener la seguridad energética como está establecido en la ley con la política pública de mínimos de almacenamiento - mantenida a cinco días- ya que vimos que no tenemos dicha seguridad con el desabasto del año pasado y a establecer un benchmark de precios de los combustibles.

¿Quiénes sí invierten en TARs? En Nuevo León los comercializadores privados lo hicieron hasta que los volúmenes de comercialización fueron atractivos haciendo rentable la inversión en infraestructura propia de almacenamiento dejando a un lado el trasvase. Por lo que solo los grandes con buena infraestructura comercial han logrado aterrizar proyectos de almacenamiento. Pero para poder darle soporte a esa infraestructura comercial se requiere contar con producto de calidad y buen servicio con infraestructura de logística preferentemente propia para ser competitivos en precios. Por consecuencia, solo los grandes que le han apostado a invertir en partes de toda la cadena productiva de hidrocarburos en midstream lograrán fortalecer la infraestructura del país y su seguridad energética.

La autora es Economista Financiera de la Universidad de Wisconsin-Madison, tiene Maestría en Finanzas por la Universidad de Harvard. Licencias Financieras USA FINRA 6,66 & 65, notario público de Nueva York y especialización en Banca de Inversión del Investment Banking Institute of New York. También es Managing Partner de ANCA Corp.

Opine usted: hello@ancacorp.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.