Norma A. Hernández: La última oportunidad de los demócratas
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Norma A. Hernández: La última oportunidad de los demócratas

COMPARTIR

···
menu-trigger

Norma A. Hernández: La última oportunidad de los demócratas

bulletBloomberg se presenta como un líder fuerte y probado en el servicio público y en la iniciativa privada, que puede ser capaz de unificar al país.

Opinión MTY Itesm Norma A. Hernández
02/12/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Norma A. Hernández
Norma A. HernándezFuente: Cortesía

Nos preguntábamos que as bajo la manga podía tener el partido Demócrata para quitar la oportunidad de reelegirse a Donald Trump, quien avanza sin contrario a la vista para un segundo período como presidente de E.U. ¿Realmente Michael Bloomberg es el as bajo la manga? Cuando menos eso parece al no apreciar a alguien mas en la carrera para las elecciones del 3 de marzo del partido demócrata, el llamado Super Martes.

Bloomberg, después de terminar sus tres mandatos como alcalde de Nueva York, dejó el partido republicano y no se afilió hasta el año pasado al partido demócrata. La buena reputación de Bloomberg como alcalde de Nueva York habla a su favor: las iniciativas de salud pública, mejorar la educación respecto a las tasas de terminación de estudios, subir el salario a los maestros, y unos resultados excelentes en la reducción de la delincuencia, hablan de que tiene una experiencia en cuanto a resultados públicos se refiere.

Además, Bloomberg es co-fundador y propietario mayoritario de la compañía de datos financieros y medios Bloomberg L.P., así que cuenta con un presupuesto ilimitado para llegar a la nominación del partido demócrata. Cuando oficializó su candidatura, dijo que autofinanciaría su campaña y no aceptaría donaciones. Interesante punto que es contra ejemplo de Donald Trump quien ha recibido donativos de las empresas dedicadas a la tecnología (Renaissance Technologies), casinos (Sands Corporation), Bienes Raíces (G.H. Palmer Associates), entre otras.

Al parecer la estrategia de Michael Bloomberg para ganar la nominación de su partido será centrarse en los delegados que votan el próximo 3 de marzo en el Super Martes, esta estrategia reconoce que entra tarde a las elecciones, dejando fuera a New Hampshire, Iowa, Nevada y Carolina del Sur, que votan antes.

En palabras de Bloomberg, pronunciadas el pasado domingo: “Me postulo para presidente para derrotar a Donald Trump y reconstruir Estados Unidos. No podemos permitirnos cuatro años mas de acciones imprudentes y poco éticas del presidente Trump. Representa una amenaza existencial para nuestro país y nuestros valores, si ganara otro mandato, es posible que nunca nos recuperemos del daño”.

En respuesta al anuncio de Bloomberg, el vocero de campaña de Trump, Tim Murtaugh simplemente declaró el hecho como decepcionante. Si, debe de ser decepcionante para el presidente Trump, que ve amenazada su carrera imparable a la presidencia por otro empresario exitoso y con una trayectoria brillante como alcalde de Nueva York.

El patrimonio neto de Trump, según Forbes, es de 3,100 millones de dólares, mientras que el de Bloomberg es de 54 mil millones de dólares. Bloomberg se presenta como un líder fuerte y probado en el servicio público y en la iniciativa privada, que puede ser capaz de unificar al país.

La senadora Amy Klobuchar por Minnesota, otra candidata demócrata, comentó sobre si los votantes buscaban otro presidente rico, a lo que contestó: “No creo que a los votantes les importe eso, creo que quieren a alguien diferente". Esperemos que la diferencia se encuentre en Michael Bloomberg.

La autora es Directora de Proyectos Académicos en la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey.

Opine usted: normahernandez@tec.mx

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.