Monterrey ¿será un Nueva York?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Monterrey ¿será un Nueva York?

COMPARTIR

···

Monterrey ¿será un Nueva York?

En los próximos 10 años se construirán alrededor de 40 torres de departamentos.

Opinión MTY CON-CIENCIA INMOBILIARIA Guillermo Godinez Palma
30/04/2018
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Placeholder block
Guillermo GodínezFuente: Cortesía

Hace unos días El Financiero MTY publicó que en el centro de Monterrey en los próximos 10 años se construirán alrededor de unas 40 torres de departamentos.

Esto suena muy bien, ya que se aprovecharán los servicios que existen en el primer cuadro de la Ciudad que abarca desde Venustiano Carranza al Poniente y hasta la Avenida Félix U. Gómez al Oriente y de la Avenida Madero al Norte hasta la Avenida Constitución al Sur.

Esto será de mucho provecho para todas las personas que hoy en día viven en sectores muy alejados de sus zonas de trabajo y les ocasiona el hecho de tener que pasar de una a dos horas de ida y lo mismo de regreso a sus casas, sin contar con el estrés que viven durante el trayecto, ya sea dentro de un coche o en el transporte público.

Será una labor titánica, especialmente para las autoridades municipales, poder dar “el kilo” ante una serie de necesidades que se vendrán en el próximo lustro.

Me refiero a buenas banquetas para poder ser transitadas con seguridad, sin todos los obstáculos que hoy tienen.

Un buen sistema de transporte público que responda a las necesidades de la gente, que circule por la vía que les corresponde y no invadan otros carriles, que pasen a tiempo en cada parada, como lo hacen en otros países, que en cada parada haya una tabla con los horarios de cada llegada y la gente se pueda organizar.

Que haya todos los servicios que necesita la gente como supermercados, tintorerías, Bancos, lugares de entretenimiento y lugares de esparcimiento como parques bien montados.

También que exista un buen reglamento del buen comportamiento de los vecinos y que puedan haber leyes o acciones contra vecinos “inconvenientes” o que no sepan vivir en comunidad o vecinos prepotentes que ponen obstáculos en las calles como cubetas, conos naranjas o cajas para que no se estacione la gente, simplemente por el hecho de que ocupan el espacio público para sus necesidades.

El reglamento de la CDMX para la buena vecindad es del tamaño de un “tumbaburros” y en cambio el de Monterrey consta solamente de unas cuantas páginas.

Allá los vecinos sí juntan firmas pueden lograr que el habitante de una casa sea desalojado.

En Nueva York la cosa es todavía más estricta, por ejemplo, después de las 10 de la noche ya no le puedes jalar a la cadena del sanitario para no hacer ruido a los vecinos y tampoco las mujeres pueden usar tacones dentro del departamento para no hacerle ruido al vecino de abajo.

Otro ejemplo, los vecinos no administran las torres de departamentos, lo hace una compañía administradora de inmuebles para que no sean “juez y parte” del lugar donde viven y todo se maneje a la perfección.

Si Monterrey va a ser dentro de poco una metrópoli llena de edificios de vivienda, creo que las autoridades tendrán que ponerse las pilas y empezar a reglamentar más las cosas, si no nos enteraremos de muchos problemas entre los vecinos y en general en el primer cuadro de la Ciudad. Y entonces este proyecto de vivir en torres se convertiría en todo un calvario.

Nos vemos ¡Hasta la próxima!

El autor cuenta con más de 25 años de experiencia en el ramo de los bienes raíces en materia de comunicación, campañas y lanzamiento de proyectos inmobiliarios.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.