Miguel Moreno Tripp: Objetivo 2%
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Miguel Moreno Tripp: Objetivo 2%

COMPARTIR

···
menu-trigger

Miguel Moreno Tripp: Objetivo 2%

bulletLa variable de ajuste sería el tipo de cambio, por lo que hay que estar preparados para lo que venga.

Opinión MTY Wiki-lítico Miguel Moreno Tripp
02/12/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Miguel Moreno Tripp
Miguel Moreno TrippFuente: Cortesía

De acuerdo con la página del Board of Governors of the Federal Reserve System, [en traducción libre] “¿Cuáles son los objetivos de la Reserva Federal en la conducción de la política monetaria? … Los objetivos establecidos por el Congreso son promover (1) el empleo máximo … y (2) precios estables para los bienes y servicios … Después de su reunión en enero de 2012… la inflación [meta sería] del dos por ciento (medida por el cambio anual en el índice de precios de los gastos de consumo personal, o PCE) … consistente a largo plazo con el mandato legal de la Reserva Federal.

El pasado miércoles 27 de noviembre se publicó el Beige Book (la publicación anecdótica que prepara cada uno de los 12 distritos que componen el Sistema FED acerca de la situación económica en un contexto más bien cualitativo). Los comentarios en Bloomberg, nos dicen que “el indicador preferido de la Fed de las presiones de los precios, excluidos los alimentos y la energía, aumentó un 1,6 por ciento en el año hasta octubre. La inflación se ha mantenido persistentemente por debajo del objetivo del dos por ciento del banco central [FED] durante la mayor parte de los últimos siete años.”

Comparando y contrastando acerca de la inflación objetivo de cada país, el mismo Bloomberg, en su reporte Weekly Fix (le recomiendo la suscripción), muestra un mapa mundial que indica que como meta del dos por ciento básicamente tenemos a Estados Unidos, Canadá e Inglaterra. Solo que la de Estados Unidos es más bien una meta, digamos con cierta flexibilidad, para cumplir con su mandato dual. En un 2.5 por ciento, está Australia; en el grupo del tres por ciento estamos México y China; en un 3.5 por ciento básicamente Oceanía y para un cuatro por ciento Rusia, Brasil, India, Sudáfrica, etc.

Para el caso de México, recordemos que Banxico, en 2001,estableció un régimen de objetivo de inflación por el cual, a partir de 2003 la “meta permanente de inflación” seria de un tres por ciento medida por el INPC con un intervalo de variabilidad de uno por ciento.

Recientemente ha habido declaraciones en el sentido de buscar aumentar la inflación en Estados Unidos para llegar al dos por ciento. ¿Le había tocado escuchar eso en el pasado? Básicamente, desde los 70’s hasta tiempos recientes, el tema era bajar la inflación para que estuviera en el objetivo de cada banco central a nivel mundial ¡Ciertamente no subirla!

Para nosotros, el ultimo dato es de 3.02 por ciento anual. Es decir, básicamente right on target como dicen los americanos. Sin embargo, la inflación subyacente, que elimina del calculo a los bienes y servicios cuyos precios son más volátiles, o que su determinación no es a base de condiciones de mercado, es de 3.68 por ciento. Más alta pero aún así, dentro de rango.

Si se volviera una preocupación, digamos más apremiante, el subir la inflación en Estados Unidos al dos por ciento, eso implicaría apoyar la decisión de bajar la tasa objetivo de Fed Funds; si ese escenario se presentara -como parece que así será considerando las estimaciones de llegar a un 1.5 por ciento, presionaría a su vez a Banxico para bajar la tasa objetivo. El tema, para México, es el riesgo país, que considero que difícilmente se reducirá -de seguir así, ¿para cuando le gusta que Pemex pase a la categoría de bono chatarra? Y con eso los bonos mexicanos- La variable de ajuste sería el tipo de cambio. Hay que estar preparados para el año que entra.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.