Miguel Moreno Tripp: ICE
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Miguel Moreno Tripp: ICE

COMPARTIR

···
menu-trigger

Miguel Moreno Tripp: ICE

bulletEs una compañía relativamente nueva, fundada en el año dos mil por Jeffrey Sprecher. Su modelo de negocio es la adquisición de bolsas de valores alrededor del mundo.

Opinión MTY Wiki-Lítico Miguel Moreno Tripp
10/02/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Miguel Moreno Tripp
Miguel Moreno TrippFuente: Cortesía

Esta semana se anunció que el acercamiento por parte de ICE para una posible compra de eBay, cuya operación pudiera haber llegado a los US$ 30 billones, no se va a concretar finalmente.

En lo que sería el racional de la compra, sería que ICE pone en contacto a compradores y vendedores aplicando su expertise tecnológico. De acuerdo al Wall Street Journal, la acción de ICE cayó un 7.5 por ciento y la acción de eBay se disparó un 8 por ciento.

ICE es una compañía relativamente nueva, fundada en el año dos mil por Jeffrey Sprecher. Su modelo de negocio es la adquisición de bolsas de valores alrededor del mundo.

Quizá no le resulte familiar el nombre pero desde luego que conoce una -quizá la principal- subsidiaria de dicho grupo: el New York Stock Exchange (NYSE) que es la alteza de las bolsas de valores del mundo. Aquí es en donde la historia se vuelve poco menos que fascinante.

Su numeralia es impresionante. El valor de capitalización (precio de cada acción multiplicado por el numero de acciones que cotizan) de las compañías que cotizan en NYSE -aproximadamente dos mil 400 empresas- llegó a US$ 30 trillones (notación americana). Para poner este dato en perspectiva, la economía americana vale alrededor de US$ 19 trillones, similar a China y la Unión Europea (hasta antes del Brexit); es decir que ¡el NYSE tiene listadas compañías por 1.6 el valor de la economía americana!

En 1792 mil 24 corredores de acciones firmaron el Acuerdo de Buttonwood en lo que hoy es Wall Street (que deriva su nombre de la cerca que pusieron los holandeses en esa calle). Para 1812 (nosotros estábamos en plena independencia), se establece el New York Stock and Exchange Board, ahí mismo.

El resto es historia, como dicen. Realmente impone tanto el edificio, las instalaciones y desde luego la cantidad de recursos que se mueven ahí. Hasta antes del 2001, había tours pero los cancelaron. Posteriormente se cerraron las calles aledañas para convertirlas en peatonales, con unas barreras dobles por si pretendieran utilizar un vehículo para causar daño. La seguridad es tan fuerte, que ya te identifican antes de entrar: no se puede escatimar la seguridad.

Ha sido escenario de lo que bien pudiera convertirse en una película. Por ahí de 2003, en una entrevista a quien era el Presidente del Consejo y Director General, Richard Grasso, le preguntaron cuanto eran sus ingresos. “Normales” para alguien que trabaja en Wall Street, pero su “Golden Parachute”, que no es otra cosa que su paquete de compensación por retiro, era algo así como US$ 170 millones de dólares. Causó revuelo por decir lo mínimo.

En esa época, los dueños del NYSE eran las casas de bolsa, y por supuesto que le dieron las gracias…y su paquete de compensación. Un fiscal de New York, estaba haciendo su carrera a base de atacar todo lo que tuviera que ver con Wall Street y lo demando.

La lógica era que, dado que las bolsas de valores cobran comisiones por cada transacción -poquito por transacción pero acumulados son cifras millonarias- entonces causaba una afectación al publico.

Regresó alrededor de US$ 30 millones pero lo demás, hasta donde me quedé..pues el se lo quedó. (Tambor, tambor, platillo). Con el tiempo Eliot Spitzer, el fiscal, llegó a ser Gobernador del Estado de Nueva York pero se vió envuelto en un escándalo sexual que ese sí, se convirtió en película (El Cliente 9). En más de 200 años, ¿Cuántas historias más no se darían? .

Por cierto, en Monterrey también tuvimos nuestra bolsa de valores hasta 1975 cuando se emitió la Ley del Mercado de Valores que las fusionó. Eran otros tiempos.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.