Monterrey

Miguel Moreno Tripp: El imperio contraataca

Las primeras 6 películas de Star Wars recaudaron más de 4 mil 400 millones de dólares en todo el mundo desde 1977.

Seguramente la saga de Star Wars ha sido la más exitosa en la historia del cine mundial, no solo por las cantidades de dinero que ha generado el producto de la brillante mente de George Lucas, sino también porque ha influenciado al menos a dos generaciones, más las que se acumulen.

De acuerdo con Forbes, las primeras seis películas recaudaron más de US$ 4,400 millones en todo el mundo desde 1977. Además, cada dólar de taquilla genera 4 dólares en mercancía, unos US$ 19 mil millones al año, más videojuegos (US$ 3,400 millones) y libros (US$ 1,800 millones). En 2012, Disney compró la franquicia en US$ 4,050 millones con todo y LucasFilm.

Hay otros imperios dizque "atacan", que son parte de otra saga que ya hemos visto varias veces y que reestrenan de tiempo en tiempo los países cuya economía ha fracasado y necesitan echar culpas. El más grandote no responde, porque es políticamente incorrecto -además de perder su tiempo- ser el abusivo.

¿Quién es el grandote en turno? Es intercambiable. Hace unos 150 años, fueron los ingleses. Posiblemente, en unos 10 a 30 años sea China. De la segunda guerra mundial a la fecha, y por varias décadas más, es Estados Unidos. Claro que los gobiernos pequeños -en todo el sentido de la palabra- de países pequeños, callan todo el esfuerzo y sacrificio que se necesita para tener una economía exitosa. (Aquí se puede insertar la retahíla de comentarios de que el grandote creció a costa de los países pequeños. Sigan así y a ver a donde llegan.

Tal parece que México está preparando el terreno, con desplantes provocadores, para poder tratar de convencer -a quienes se la crean-, que todos los males que van a aquejar a México empezarán a ser causados por el grandote en turno. Nada que ver que estamos mal por ocurrencias ni por los perfiles de quienes no saben nada de nada, pero que están a cargo hasta de secretarías de estado. Corrupción es poner -y aceptar- empleos de los que no se tiene ni la más remota idea.

El problema para los mexicanos es que, kafkianamente, estaremos dándole patadas al mejor y más importante socio que tenemos y que lo que se logrará es solamente acabar con más empresas de este lado de la frontera -todavía más del millón de empresas que han cerrado este año- y que son la fuente tanto de trabajo como de impuestos. Que no se nos olvide que hay pecados -y delitos- por acción, pero también por omisión.

Veamos unas cifras. Consultando a FRED (del FED de San Louis), vemos que, en enero de 1985 se exportaban al mes US$ 1,303 millones; para diciembre de 1993, el ultimo mes antes de que entrara en vigor el TLC, se llegaron a exportar US$ 3,292 millones por mes. En todo 1993, se exportaron US$ 39,918 millones y desde 1985 a 1993, el total de exportaciones fue de US$ 243,541 millones.

Las exportaciones de la era TLC sumaron US$ 5,239,331 millones, unas dos veces el tamaño de la economía mexicana. Tan solo en 2019 se exportaron US$ 357,971 millones, casi US$ 981 millones al día o US$ 41 millones por hora. En la era T-MEC, hasta noviembre del 2020, van US$ 122,661 millones. ¿De verdad queremos pelearnos con nuestro mejor y mayor socio? .

Spoiler alert: la saga de echarle la culpa al "imperio" siempre termina en el sacrificio de la gente del país que se hace la víctima. Definitivamente, no le recomiendo ver -ni vivir en carne propia- esa película.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.