Miguel Moreno Tripp: Crónica de una salida anunciada
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Miguel Moreno Tripp: Crónica de una salida anunciada

COMPARTIR

···
menu-trigger

Miguel Moreno Tripp: Crónica de una salida anunciada

bulletMucho de la revolución industrial se llevó a cabo en Inglaterra y países como Australia, Canadá y Estados Unidos, son herederos del imperio británico.

Opinión MTY WIKI-LÍTICO Miguel Moreno Tripp
04/02/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Miguel Moreno Tripp
Miguel Moreno TrippFuente: Cortesía

Finalmente sucedió, Inglaterra abandonó la Unión Europea. Para entender el contexto, recordemos lo publicado en este espacio, cuando recién se había anunciado el resultado de la votación que puso fin a la alianza europea, llevada a cabo el 23 de junio de 2016.

En ese entonces escribimos: “…entender el contexto del Brexit, no está fácil. Europa es el continente, aun cuando no está claro hasta donde se extiende hacia el oriente” .

En 1950 Robert Schuman, … se dio cuenta de que si hay comercio no se necesitan soldados y propuso la Unión del carbón y el acero; Para 1957 se forma la Comunidad Económica Europea, antecesor de la Unión Europea, la cual se consolidó hasta 1992 con el Tratado de Maastricht. Hoy tiene 28 (próximamente menos un) estados. El Área Económica Europea incluye tres estados más.

(En 1973, Inglaterra finalmente se integra a la Unión Económica Europea y vale la pena mencionar que había sido rechazada por Charles de Gaulle en un principio. Para 1975, ya había habido una votación para decidir si se mantenían o no en la Unión).

El tratado de Schengen –nombre del pueblo en donde se firmó- estableció en 1985 el libre paso de las personas … Además, con el libre tránsito de personas habría libre tránsito de mercancías.

La Eurozona (ya casi acabamos) se refiere al uso del Euro como moneda única. Y, por último, hay países europeos que tienen territorios en el resto de mundo. Sus habitantes son europeos (bueno, no en realidad). Esto es la zona extendida europea.

Inglaterra (el país) está en la Gran Bretaña (la isla) y forma parte del Reino Unido (Inglaterra, Escocía, Gales, Irlanda del Norte). Inglaterra no usa el Euro (tiene grados de libertad en su manejo de política monetaria y fiscal) y no es parte de la zona Schengen: ¡no tiene sus fronteras abiertas! Sí paga sus cuotas, pero goza del libre tránsito de mercancías.

…. sus exportaciones (casi el 50 por ciento) al continente. ¿En qué estaban pensando para querer salirse de una situación que era básicamente estar en lo mejor los dos mundos?”

En 2013, David Cameron hace una promesa de campaña para promover el referéndum. El 24 de Junio de 2016, renuncia. Para enero de 2017, Teresa May plantea su estrategia de salida de la Unión Europea y se fija una primera fecha para Marzo de 2019 pero se pospone para el ultimo día de octubre de 2019. El 23 de julio del año pasado, Boris Johnson es elegido y promete cumplir con la fecha de salida, con o sin acuerdo.

¿Qué sigue? Sigue un período de transición de 11 meses que incluye aspectos como el que los ciudadanos europeos tienen que aplicara a la residencia inglesa, en un esquema a base de puntos. Desde luego, un nuevo acuerdo comercial y el formato aduanal en otras cosas, con una fecha de cierre del 31 de diciembre del 2020.

En el siglo XIX la frase “el imperio donde no se pone el sol” se volvió popular en el Reino Unido. Se dice que para 1930, el Imperio británico abarcaba una población cercana a los 458 millones de personas y unos 33 mil 700 000 km², -una cuarta parte de la población mundial-. Su auge duró desde principios del siglo XVIII hasta los inicios del siglo XX. Mucho de la revolución industrial se llevó a cabo en Inglaterra y países como Australia, Canadá y Estados Unidos, son herederos del imperio británico. Ojalá les vaya bien en las agitadas aguas del aislacionismo.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.