Miguel Moreno Tripp: Aswath Damodaran
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Miguel Moreno Tripp: Aswath Damodaran

COMPARTIR

···
menu-trigger

Miguel Moreno Tripp: Aswath Damodaran

bulletTambién conocido como el "Decano de Valoración", es Profesor de Finanzas en la Escuela de Negocios Stern de la Universidad de Nueva York, donde enseña finanzas corporativas y valoración de capital.

Opinión MTY Wiki-Lítico Miguel Moreno Tripp
24/02/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Miguel Moreno Tripp
Miguel Moreno TrippFuente: Cortesía

Este viernes tuvimos el honor de asistir a una plática de Aswath Damodaran organizada por la CFA Society Mexico y la EGADE, acá en Monterrey.

Aswath Damodaran es el gurú de las valuaciones financieras. Al terminar, lo felicité y le agradecí su generosidad porque en su sitio de internet pone a disposición del que quiera, todo su bagaje de información, estadísticas y un gran etcétera. Quizá es el único que comparte abiertamente todo, a diferencia del resto que no comparten – compartimos, dijo el otro- los modelos, resultados, etc.

Él es académico, pero no “practitioner” -así les dicen los académicos a los que trabajan … en el mundo real (“El que sabe y hace, trabaja; el que sabe, pero no hace, enseña.”)-, pero sus trabajos son referencia y aplicación obligada en valuaciones en el mundo. Tuve la suerte de tomar un curso con él por allá de mediados de los 90´s en NYU cuando recién comenzaban las áreas de riesgos a raíz de la quiebra de Barings Bank.

Damodaran nació en 1957, en India; estudió contabilidad como carrera, una maestría en administración en el Indian Institute of Management; una maestría en Finanzas y posteriormente el Doctorado, ambos en UCLA. Ha sido reconocido como un de los mejores 12 profesores de maestrías de negocios en 1994. En el 2011 fue nombrado el profesor más popular de maestrías en negocios de Estados Unidos (“…del mundo, del universo; ¿quien sabe?” de acuerdo a su biografía).

Una persona del publico, le pregunto por su opinión acerca de las criptomonedas. Contundente fue su respuesta. Las monedas tienen tres funciones: medio de pago; depósito de valor y unidad de medida.

Su argumento fue el siguiente: “¿Cuántos establecimientos aceptan bitcoins? Si tuvieras únicamente bitcoins ¿Pudiste haber desayunado y haberte transportado a esta conferencia el día de hoy? Después de 12 años de existencia, son muy pocos los negocios (reales o en línea) que aceptan bitcoins”. Además, dijo, para que la acepten tendremos que esperar a que unos mineros en Lituania (SIC), literalmente validen la transacción.

En cuanto a depósito de valor, le pregunto al preguntador: Se ve que tienes al menos unos 30 años de vida laboral antes de tu retiro ¿invertirías tu ahorro para el retiro en bitcoins? Sobra mencionar que la respuesta fue negativa.

En lo tocante a ser una unidad de medida: ¿Sería práctico fijar el precio de cualquier servicio o bien en términos de bitcoins? No, porque el valor del bitcoin está constantemente fluctuando. Idealmente sería preferible que el valor de una moneda fuera estable.

Esto ya no es de su autoría: ¿Qué el bitcoin sirve para especular? claro. Eso de qué “la gente” -quien quiera que sea- tenga “el control de la moneda” evitando a los “perversos” bancos centrales, es un argumento conspiracionista y ridículo de cursi. Otro argumento que he escuchado: “sirve para hacer transferencias y ahorrarse las comisiones de los bancos”. Las comisiones de los bancos para hacer transferencias andarán sobre 500 pesos, a mi leal saber y entender, de México al extranjero. ¿Realmente vale la pena el posible ahorro? Si alguna persona física hace tantas transferencias como para que le sea redituable hacerlas en bitcoins ¿Cómo a que se dedica? .

Lo fuerte de la conferencia desde luego fue el tema de valuación. El auditorio totalmente lleno y que bueno porque en esto de las valuaciones hay más “astrólogos” que “astrónomos”. Lástima que cerró precisamente argumentando que, además del conocimiento técnico, se necesita tener suerte en las inversiones y que los planetas se alineen.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.