México, nueva forma de gobernar
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

México, nueva forma de gobernar

COMPARTIR

···

México, nueva forma de gobernar

Vive el país nuevo estilo de gobierno con múltiples retos.

Opinión MTY Desde Texas Javier Amieva
11/02/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Javier Amieva
Javier AmievaFuente: Cortesía

Estimado lector, en esta ocasión y antes de iniciar mi columna, que escribo para usted, me permito disculparme por algunas omisiones, imprecisiones u olvidos ya que elabore esta sin mucha lectura, investigación o análisis de fondo; si por supuesto he vivenciado lo suficiente para asegurarle que se del tema, he leído sitios digitales, he leído los periódicos de hoy por la mañana y mis asesores sabrán explicar a usted, llegado el punto, que es una errata técnica pero de buena fe y aunque sé que los resultados de las acciones no planeadas a fondo, la mayoría de las veces resultan en fracaso. Apelo, estimado lector, a su buen carácter y formación y que por lo mismo, y quizás en atención a mi edad la disculpa previa sea válida para hablarle de nuestra nueva forma de gobierno.

Hoy hablaremos de democracia y del actual y sui-generis gobierno de México que ha rebasado el segundo centenario de su independencia. Así como México, otro país que es hoy guiado por el Sr Trump.- con quien no nos meteremos mejor ni para bien ni para mal para no desatar su ligereza de lengua, a veces más rápida que sus dedos y definitivamente mucho más rápida que su cerebro, si este país del Norte fue el primero en América en independizarse pero no así el primero –quizás- en tener un gobierno democrático, hoy creo que casi lo es, y seguramente lo será cuando desaparezca el partido republicano.

Perdón, la digresión del anterior párrafo, regreso con su atención distinguido lector, a dilucidar qué país en América fue el primer gobierno democrático; aunque, permítame comentarle algo que hoy me viene a la memoria si bien en América fue hasta el Siglo XIX que se buscó la Democracia, este avance de la humanidad en lo que hace a vida comunitaria y organización gubernamental en Europa en Grecia fue ya hacia el Siglo V cuando ya este “ejercicio democrático” como hoy le llamarían los elegantes politólogos ya tenía lugar.

En Oriente, siguiendo la saga de la Democracia, en los países Árabes ni Aladino soñaba con estas retorcidas especulaciones de los griegos y occidentales sobre la Democracia a los que tachaban de Exóticos y Fiffi, pues para que me entienda. Los árabes tenían horror a las cimitarras, -que no tenían nada de malo sino simplemente que estas de vez en cuando cortaban cabezas, cuando el Sultán así lo creía necesario,- hoy para deshacerse de los enemigos los mandan a las embajadas y Ya!

La democracia no ha existido en Oriente, ahí el Sultán, era la figura que representaba el gobierno y éste como comendador de los creyentes todos los días a cierta hora se constituía en Corte Real, en Justicia del Pueblo y ahí, sin más ni más impartía justicia. No había necesidad de Poder Judicial y menos de injerir en decisiones de la Suprema Corte, el Sultán entonces era la palabra de Mahoma –dicho con respeto a mis amigos musulmanes-. Hoy 2019, Sidi Mohammed ben el-Hassan ben Mohammed ben Youssef el- Alaoui (Mohamed VI) es, además del decimoctavo rey de la dinastía alauí que reina en Marruecos desde 1666, Amir al Muminin Comendador de los Creyentes, el reunificador y el salvador, es el 36º descendiente en línea directa de Mahoma. Su padre, dirigía personalmente la plegaria de los viernes en la gran mezquita de Casablanca.

Hoy en México hemos decidido -¿hemos?- que los antiguos usos y costumbres obligarán moralmente a huachicoleros y rufianes a regresar por el buen camino; los abuelos – que son como polvo de estrella para todos los nietos y que además sirven como magnífico caballo –un poco más gordo-, para entretener a los chamacos-, serán ahora, al mismo tiempo las educadoras, institutrices y jefes del Calpulli.

¿Del Calpulli?, me preguntará usted, bueno ya hemos regresado, ¡Y ya era hora!, a la gerontocracia, si porque usted, estimado lector, no podrá discutirme que podemos prescindir de aeropuertos por ser lujo innecesario y espero este de acuerdo conmigo en que “El poder ejercido por los viejos a través del consejo de ancianos, como sistema de gobierno indígena, fue motivo de estudio por parte de antropólogos y etnólogos, quienes generalizaron esta institución como norma de gobierno de los pueblos originarios”; hoy regresamos a las raíces de la sabiduría, restituiremos a la figura de la familia y esperamos que los maestros, que llevan 20 años de comportarse como “Rebeldes sin Causa” entiendan que están mal y regresen al buen carril, aunque muchos de ellos en veinte años no saben ni de lo que les hablan, en fin, última recomendación, “no caigamos en provocaciones”.

El autor es analista político en Texas, y experto en temas de la frontera México-Estados Unidos.

Opine usted: javier.amieva@hispanicinternational.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.