Luis González: El coronavirus y los precios de las gasolinas
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Luis González: El coronavirus y los precios de las gasolinas

COMPARTIR

···
menu-trigger

Luis González: El coronavirus y los precios de las gasolinas

bulletLa demanda disminuye, la oferta y producción se mantienen constantes lo cual repercute en los precios del crudo y se den a la baja.

Opinión MTY S-TRUCTURA ENERGÉTICA de LUIS González VILLARREAL
05/03/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Luis Gónzalez Villareal
Luis Gónzalez VillarealFuente: Cortesía

Estimado lector, existe un mercado global del petróleo, el cual se rige según oferta y demanda. Esto genera que los precios fluctúen diariamente con altas y bajas.

Lamentablemente el coronavirus inicio afectando a un gran consumidor de energía que es China y en el mundo entero se encuentra afectando de forma directa o indirecta a muchos negocios. Ante este virus es muy importante no entrar en pánico y no dejarse llevar por información errónea de las redes sociales. Personalmente tengo contacto vía electrónica con personas que radican en Tajín China a quienes les envío mis saludos y espero que su situación se normalice pronto.

El COVID-19 está afectando al mercado global de precios de los combustibles. La tendencia como lo hemos observado es que la demanda disminuye, la oferta y producción se mantienen constantes lo cual repercute en que los precios del crudo se den a la baja.

¿Pero cómo funciona en México y por qué el usuario final no ha visto reflejado estos impactos a favor o en contra de los precios de las gasolinas?

Los mexicanos teníamos más de 70 años en que los precios de las gasolinas eran fijos y solamente aumentaban conforme a la inflación o bien bajo el cálculo de la secretaria de hacienda. Pemex era el que extraía el petróleo, lo refinaba, lo distribuía y lo vendía vía franquicias al usuario final, todo en pesos mexicanos. Lo cual a los mexicanos nos acostumbró a vivir en un mercado interno con variables únicamente nacionales.

La reforma energética, cambio este esquema en el cual ahora tenemos dos variables muy importantes, las cuales son el tipo de cambio, el cual es principalmente pesos vs dólares y los precios internacionales del petróleo. Existe también un mercado propio de los refinados como las gasolinas y el diésel, mismos que cada uno tiene sus fluctuaciones.

Como existen estas dos variables, las cuales tiene cambios muy significativos que impactan de forma directa a los precios finales de las gasolinas, en nuestro país se impuso un estímulo fiscal al impuesto especial sobre producción y servicios (IEPS). Con esta fórmula, cuando el precio internacional de la molécula de las gasolinas y del diésel o bien el tipo de cambio aumentan, se realiza un ajuste semanal otorgando un mayor estímulo fiscal, es decir pagamos menos IEPS pero va mayor capital al producto o bien de forma inversa. Esto genera que las variaciones internacionales impacten en menor medida a los precios del mercado interno, es decir al usuario final.

Cuando las variaciones son muy significativas, como lo vivimos durante el sexenio pasado, en el que el que nuestra moneda tuvo un ajuste frente al dólar y pasamos en números redondos de 12 a 19 pesos por dólar. El impacto en los precios de las gasolinas fue igualmente proporcional.

Estos ajustes en el estímulo fiscal, brindan estabilidad de los precios del mercado nacional. Imagine usted como reaccionaríamos hoy en nuestro país si dejáramos que estas variables impactaran directamente a los precios de las gasolinas, como un ejercicio supongamos que hoy bajaran tres pesos por litro para el usuario final, pero el mes siguiente tuvieran un aumento de cuatro pesos, por actuales ajustes en el precio del crudo y de tipo de cambio y así sucesivamente durante el año. ¿Qué cree usted que es mejor para el usuario común, para las finanzas nacionales y para su empresa, tener un precio medio estable o con variaciones diarias?

Las condiciones de mercado en este momento, están generando que gobierno federal no tenga que otorgar o que otorgue muy poco estímulo fiscal al IEPS, pero así como tenemos este descenso en la demanda global, es posible que tengamos en un futuro un aumento en precios del crudo por múltiples variables globales o bien un impacto negativo en nuestra moneda.

El proyecto actual de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) que busca reactivar la refinación y la producción nacional, podría evitar la variable del tipo de cambio y de los precios internacionales de las gasolinas, para tener precios nuevamente que aumenten conforme a la inflación. ¿Esto podrá eliminar la variable del estímulo fiscal?

Gracias, hasta la próxima!

El autor es CEO de Petroland, ex Director General de Franquicias Pemex y constructor de Estaciones de Servicio. También es Comercializador Autorizado de la CRE; miembro del PEI/NACS y Consultor en Eficiencia Energética.

Opine usted: lgonzalez@petrolandmx.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.