Los pasos tambaleantes de Morena
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Los pasos tambaleantes de Morena

COMPARTIR

···
menu-trigger

Los pasos tambaleantes de Morena

bulletQuienes en la campaña de López Obrador aseguraban que no cancelaría el aeropuerto de Texcoco y que éste sería concesionado a Carlos Slim se equivocaron de forma rotunda.

Opinión MTY Entrada libre Sergio López Ramos
21/11/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Placeholder block
Sergio López Ramos.Fuente: Cortesía

Diversos acontecimientos se han sucedido, entre el 1 de julio y el día de hoy, que demuestran con hechos que la estrategia y la narrativa del nuevo rumbo del país no termina de ser clara para la nueva clase gobernante y mucho menos para los ciudadanos.

Primero, la celebración de la consulta popular y la consiguiente cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México mostraron el primer gran quiebre entre el nuevo régimen y el que se apresta a morir. Quienes en la campaña de López Obrador aseguraban que no cancelaría el aeropuerto de Texcoco y que éste sería concesionado a Carlos Slim se equivocaron de forma rotunda.

El Presidente electo inauguró un nuevo estilo de gobernar con un manotazo en la mesa de negociación, y en la que los empresarios del antiguo régimen eran actores de primera importancia, demostrando que, ahora, quien manda es AMLO y los ciudadanos que lo apoyan en sus consultas ciudadanas.

En segundo lugar, la propuesta de ley de Ricardo Monreal para reducir las altísimas comisiones bancarias que nos cobran provocó la caída de las acciones de los bancos en la Bolsa de Valores. La segunda parte de esa tragedia vino con la respuesta de López Obrador para calmar los nervios de los inversionistas y la clase empresarial, de que no habría este tipo de reformas en los tres primeros años de su administración.

Queda claro que Morena tiene urgencia en diseñar e implementar estrategias que beneficien los bolsillos de los ciudadanos, pero también es importante dialogar y negociar con todos los involucrados en este proceso que implica revisar y en su caso debatir sobre la política financiera y el marco legal de las atribuciones del Banco de México.

En tercer lugar, las declaraciones de Yeidckol Polevnsky confirmando la asistencia de Donald Trump a la ceremonia de investidura para después ser desmentida por el vocero del Presidente electo.

Con estas tres acciones u omisiones, el nuevo régimen nos deja lecciones importantes en el mediano y largo plazo sobre su forma de operar. En primer lugar, queda claro que la incertidumbre ha llegado a nuestro país, no sólo para los ciudadanos, sino también para los integrantes de la clase empresarial y política que en los últimos 30 años gobernó el país. En segundo lugar, las distintas fuerzas que integran Morena han comenzado a emerger con el objetivo de ganar terreno y afianzar sus posiciones en la 4T desde cualquier nivel de gobierno. Por último, la estrategia de comunicación ha fallado de forma magistral.

En este contexto de esperanza ciudadana por un cambio real, pero con mayores dudas que certezas sobre su capacidad real para cumplir las expectativas de miles de ciudadanos, Morena llega a la elección extraordinaria del municipio de Monterrey.

El problema de Morena en Nuevo León es que ha privilegiado la entrada y el liderazgo de ex militantes priistas en la entidad. Así, quedaría lejos la oportunidad de generar nuevos cuadros políticos, provenientes de la sociedad civil y no de otras fuerzas políticas.

Lo que es definitivo, es que la elección del próximo 23 de diciembre servirá para medir la capacidad electoral de Morena ya como partido en el poder a nivel federal y con presencia en el Poder Legislativo. Una victoria de Morena en la capital industrial del norte del país le abriría la puerta para comenzar con el pie derecho la búsqueda de la gubernatura de Nuevo León en el 2021.

El autor es politólogo por el Tecnológico de Monterrey y candidato de la Maestría en Ciencia Política y Política Pública de la Universidad de Guelph.

Opine usted: slramos2020@ gmail.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.