Los ODS y las nuevas generaciones, una unión por el cambio
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Los ODS y las nuevas generaciones, una unión por el cambio

COMPARTIR

···
menu-trigger

Los ODS y las nuevas generaciones, una unión por el cambio

bulletSi los futuros tomadores de decisiones están cambiando su perspectiva sobre el bienestar, ¿existen las condiciones para que puedan conseguir su felicidad?

Opinión MTY Egade Gabriela Monforte y Maximiliano Zavaleta
22/03/2018
Actualización 22/03/2018 - 15:57
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Placeholder block

Uno de los factores que ha definido las características de las generaciones Millennials y Centennials es el casi ilimitado acceso a la información. La revolución del acceso al conocimiento ha generado un importante cambio en la manera de ser y de actuar de las nuevas generaciones. Se dice que son menos tolerantes a la frustración, que no son capaces de enfocar su atención por más de unos cuantos minutos y, entre otras cosas, que su percepción sobre la felicidad es diferente a la de las generaciones anteriores.

Ahora bien, si los futuros tomadores de decisiones están cambiando su perspectiva sobre el bienestar, ¿existen las condiciones para que puedan conseguir su felicidad?

El origen del actual modelo de desarrollo económico data del siglo XVIII. La revolución industrial inició en el año 1760; casi un siglo después, en 1840, se consolidó el modelo de desarrollo centrado en la producción de bienes y servicios. Nuevamente un siglo después, en 1940, comenzaron a sentirse los efectos adversos del apabullante crecimiento, debido a la producción en masa. El deterioro del entorno ya era evidente, así como sus efectos nocivos en la salud y el bienestar humano.

Como una reacción a lo anterior surgió, en los años 60, la corriente ambientalista. Fueron diversos los esfuerzos a nivel mundial que se sumaron en la construcción del paradigma del desarrollo, el cual se consolidó en el concepto del desarrollo sustentable que en 1978 fue presentado en el Informe Nuestro Futuro Común.

El desarrollo sustentable se definió como aquel que: “permite satisfacer las necesidades de la generación actual sin comprometer la satisfacción de las necesidades de las futuras generaciones” (CMMAD, 1987:24). Entonces surge la reflexión: la generación actual ¿ya ha satisfecho sus necesidades? y ¿cuáles serán las necesidades de las futuras generaciones?

En el año 2000, la ONU propuso los Objetivos del Desarrollo del Milenio (ODM). La meta fue que en un periodo de 15 años se haría lo necesario para: 1) Eliminar el hambre y la pobreza, 2) Lograr la enseñanza primaria universal, 3) Promover la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer, 4) Reducir la mortalidad infantil, 5) Mejorar la salud materna, 6) Combatir enfermedades como el SIDA, 7) Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente y 8) Fomentar una alianza mundial para el desarrollo. Los resultados fueron parciales; ningún objetivo se cumplió a cabalidad. Producto de la reflexión sobre los avances se formularon lo Objetivos de Desarrollo Sostenible para el 2030 (ODS).

La versión actual del compromiso por la sustentabilidad se representa en 17 objetivos. Los ODS´s proponen como objetivo rector, 1) Poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo. Bajo la premisa de que la pobreza es un problema de derechos humanos fundamentales, los objetivos: 2) Hambre cero, 3) Salud y bienestar, 4) Educación de calidad, 5) Igualdad de Género y 6) Agua limpia y saneamiento, atienden a las necesidades básicas de los seres humano. En un segundo bloque, se integran los objetivos para dirimir los efectos depredadores del modelo económico a través de 7) Energía Asequible y no contaminante, 8) Trabajo decente y crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, 9) Industria inclusiva y sostenible, innovación e infraestructura resiliente y 10) Reducción de las desigualdades mediante la justa distribución de la riqueza. Respecto a los asentamientos humanos y su impacto ambiental se encuentra el bloque conformado por: 11) Ciudades y comunidades sostenibles, 12) Producción y consumo responsables, 13) Acción por el clima, 14) Vida submarina y 15) Vida de ecosistemas terrestres. Por último, el marco para la acción fundado en el respeto, le legalidad y la colaboración plasmados en los objetivos 16) Paz, justicia e instituciones sólidas y 17) Alianzas para lograr los objetivos.

Los Millennial y Centennial perciben un mundo mejor más natural. Respetan a la naturaleza buscando comida menos agresiva para el medio ambiente; valoran el ocio; están más conectados con el planeta a través del arte, la música y el ejercicio; respetan a los animales y promueven la justicia social; están menos interesados en la acumulación del dinero y bienes de consumo (Manago y Vaughn, 2015).

Será que las nuevas generaciones, con su particular manera de ver las cosas y teniendo como base los ODS, harán realidad el cambio para avanzar hacia el añorado sueño de la sustentabilidad.

Monforte es profesora del Departamento de Mercadotecnia y Análisis del Tecnológico de Monterrey, Campus Monterrey. gmonforte@itesm.mx

Zavaleta es estudiante del Bachillerato Internacional, Preparatoria Valle Alto, Tecnológico de Monterrey. max.zavaleta.m@gmail.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.