¡Llegan a Nuevo León 90 mil más cada año!
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¡Llegan a Nuevo León 90 mil más cada año!

COMPARTIR

···
menu-trigger

¡Llegan a Nuevo León 90 mil más cada año!

bulletLa población que llega representa un nuevo Cadereyta que se va creando en la zona metropolitana anualmente.

Opinión MTY CON-CIENCIA INMOBILIARIA Guillermo Godinez Palma 
15/07/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Guillermo Godínez
Guillermo GodínezFuente: Cortesía

Nuevo León recibe aproximadamente 90 mil nuevos habitantes cada año que vienen de otros estados, ciudades y hasta países que llegan para quedarse e iniciar una nueva vida, un nuevo trabajo, sus hijos van a nuevas escuelas. Ellos hacen un nuevo grupo de amigos, vecinos y conciudadanos.

La situación es si la Sultana del Norte está preparada y equipada para recibir año con año esta gran cantidad de personas y poderles dar la calidad de vida que buscan y merecen, ya sea que vengan por motivos de trabajo, académicos o simplemente buscando una mejor oportunidad de vida para ellos y sus familiares. Esto genera una presión económica muy fuerte para las autoridades estatales, que les exige hacer y tener mejor seguridad, sanidad, vialidad, servicios primarios y una eficiente planeación urbana.

De hecho, la población que llega representa un nuevo Cadereyta que se va creando en la zona metropolitana anualmente.

El principal problema para los municipios es que tienen que aumentar sus servicios públicos como alumbrado, seguridad, recolección de basura y vialidades. En el caso del Estado éste tiene que dar educación, salud y también seguridad y la verdad no se dan abasto ambas dependencias con los nuevos ciudadanos.

Esta cantidad de migración anual hace que Nuevo León sea el estado número uno en el desarrollo de vivienda de interés social y vivienda media a nivel nacional, lo que explica porque estamos viendo muchas torres de departamentos nuevas más las que están por venir, así como nuevos fraccionamientos de casas para cubrir esta demanda. La verdad es que se están haciendo torres habitacionales para todos los presupuestos y todos los gustos, cuestión de ver cuál es la adecuada para cada necesidad de los nuevos habitantes.

Los sectores que más opciones habitacionales tienen son: el centro de Monterrey, con la Torre Myo junto al río Santa Lucía; Cumbres, con los Alpes, Cumbres Calzadas, Cumbres del Sol y Cumbres Elite Premier, pero si anda buscando sólo terrenos; el Contry, con Estanza y Satélite, con Olimpo son alternativas. San Jerónimo tiene opciones como Cantera y Sierra Vista y últimamente San Nicolás como los departamentos de Living San Nicolás.

El crecimiento de la Ciudad no es malo, el problema es saber si las autoridades estatales y municipales tienen la capacidad de respuesta. Cómo es posible que hasta ahora se anden preocupando por el tamaño y condiciones que deben de tener las banquetas para que la gente las pueda usar. Yo no entiendo cómo es que estos funcionarios que tienen la posibilidad y han ido a otros países en Europa, o simplemente a Mc Allen o Laredo, Texas, no se hayan dado cuenta de la importancia que tienen las banquetas para la comunidad y lo bien regulada que están en esas ciudades. Tan sencillo como que se metan a internet y vean las banquetas de ciudades ejemplares y lo repliquen aquí. Es increíble su falta de capacidad. Aquí en la ciudad, además está la invasión de “mupis”, pequeños anuncios luminosos sobre las áreas peatonales con años provocando que los transeúntes tengan que bajar de la banqueta a la calle para evitarlos.

Existe un abuso o prepotencia por parte de los mismos vecinos que ponen cubetas, piedras o “burros” de madera o fierro para evitar que la gente se estacione, simplemente por el hecho de que ese espacio lo quiero para mi. Las autoridades, ni sus luces.

La tala de árboles sigue a diestra y siniestra y las autoridades en estos puntos no hace algo. Cuando podría tener muchos ingresos imponiendo multas a los infractores.

Y ahora está el dilema de hacer segundos pisos en la ciudad para resolver el problema del tráfico vehicular, lo que afectaría muchísimo la plusvalía de los sectores por donde pasen estas avenidas “voladas”. Tenemos el caso de Simón Bolívar donde se fue a pique la plusvalía de todas las propiedades que estaban sobre la avenida. Y lo mismo sucedió con muchos predios en Félix U. Gómez, al hacer la línea de Metro. Simplemente los pasos elevados para los coches afectan las manzanas aledañas al mismo. En Europa y parte de la CDMX son deprimidos o hacia abajo, resulta más caro hacerlos pero no afectan a los transeúntes o propiedades aledañas, ni a la arquitectura del entorno.

Autoridades estatales y municipales tienen una buena chamba si quieren hacer las cosas correctamente para poder recibir a los nuevos habitantes de Monterrey.

¡Hasta la próxima!

El autor cuenta con más de 25 años de experiencia en el ramo de los bienes raíces en materia de comunicación, campañas y lanzamiento de proyectos inmobiliarios. Desde 1995, es miembro de la National Asociation Real Estate Editors (NAREE).

Opine usted: guillermogodinez9@hotmail.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.