La Reforma Energética, IEPS Federal y la nueva refinería de AMLO (Parte II)
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La Reforma Energética, IEPS Federal y la nueva refinería de AMLO (Parte II)

COMPARTIR

···
menu-trigger

La Reforma Energética, IEPS Federal y la nueva refinería de AMLO (Parte II)

bulletDebemos entender que en el sector energético, las inversiones en este rubro son muy grandes y con retornos de inversión a largo plazo.

Opinión MTY S-TRUCTURA ENERGETICA Luis González Villarreal
27/12/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Placeholder block
Luis González Villarreal.Fuente: Cortesía

La “Estrategia 20-20” en la Industria Energética Nacional.

Estimado lector, México se encuentra viviendo un nuevo proceso de grandes cambios en materia energética. En esta ocasión, y como segunda parte del artículo anterior, para entender este dinamismo podríamos referirnos a un dicho popular que dice: “No por mucho madrugar, amanece más temprano”.

Mire usted, debemos entender que en el sector energético, las inversiones en este rubro son muy grandes y con retornos de inversión a largo plazo.

Así, al existir incertidumbre, la cual se genera de forma natural con un cambio de gobierno como el que ahora ostenta Andrés Manuel López Obrador (AMLO), mientras se formula la nueva postura que se seguirá, pues aumenta el riesgo y se frenan las inversiones.

A este proceso los participantes de la industria energética le denominan la “Estrategia el 20-20”, que significa hacer las toma decisiones importantes de inversión hasta el año 2020.

Cuando existen grandes cambios en las políticas públicas, como los que se quieren llevar a cabo en la que se ha hecho llamar la cuarta transformación de México, para los inversionistas es muy importante tener una clara postura del nuevo gobierno, ya que ellos quieren saber sobre todo, cuál será el nuevo modelo de inversión pública y regulatorio a seguir.

Hasta ahora, se ha dicho que la Reforma Energética no se va a cambiar, se dice que en el Upstream (exploración y extracción) se respetarán los contratos, pero con el ajuste de que ahora se le invertirán mayores recursos a Pemex en este rubro, y dependiendo de los resultados se tomarán las decisiones para generar o no nuevas subastas.

En el Downstream (distribución y comercialización) continua también la Reforma Energética, pero se ha propuesto realizar una gran inversión en Pemex, esto cambia por completo los proyectos de la iniciativa privada en almacenamiento, mercadeo, repartición, y expendio, entre otros factores.

En el proyecto de AMLO, para que en los próximos tres años se reactive la refinación de Pemex, así como de construir una nueva refinería, se busca que exista la producción y disponibilidad de gasolinas nacionales suficientes, con nuevas políticas de impuestos y de precios, por este motivo es posible que ya no sea necesario el crear la infraestructura privada para el almacenamiento de petrolíferos importados.

Con el nuevo gobierno de AMLO, nos encontramos terminando un año en el que se han despertado las grandes esperanzas para todos los mexicanos. Es importante dejar bien clara la postura energética y explicar con claridad cuál va a ser el resultado esperado para el pueblo mexicano.

La gran bandera del nuevo gobierno de AMLO es terminar con la corrupción, en esta época de reflexión y de nuevos propósitos, es momento también de pensar en la ética empresarial.

Estimado lector, en mi experiencia en este sector he tenido la oportunidad de colaborar con refinerías internacionales de Estados Unidos (EU) y Canadá, así como el honor de ser invitado por la Embajada de Qatar en México (Mayor exportador de Gas Natural en el mundo), aprovecho para enviarles un afectuoso saludo a todos ellos, dejando claro que todas estas grandes empresas internacionales han logrado un crecimiento y se han mantenido operando en el mercado gracias a que son éticas en todos los sentidos, ya sea desde sus políticas de precios, con su personal, con sus proveedores, con sus correspondientes pagos de impuestos, y muchas de ellas con gran cuidado de la ecología y una gran labor social, cumpliendo con lo ofrecido en calidad y eficiencia en todos los servicios a sus consumidores. Así, ¡Nadie quiere cambiar a un buen proveedor!

En México he tenido también el honor de trabajar como franquiciatario de Pemex, que también es una gran empresa, a la que lamentablemente no le ha sido reinvertidos los recursos necesarios para que sea la gran petrolera de la que al día de hoy todos los mexicanos podamos sentirnos muy orgullosos.

Si el gobierno de AMLO, define en corto plazo las políticas en el sector energético, se tendrá un escenario claro para los inversionistas nacionales y extranjeros, generando que se puedan tomar decisiones antes del año 2020, fomentando resultados en corto plazo así como un mayor dinamismo del mercado y un mayor crecimiento nacional.

Estimado lector, ¿Cree usted que tendremos un rumbo energético claro en corto plazo?

Habrá que responder pronto esta pregunta. Por lo pronto, le deseo un 2019 lleno de éxitos.

Gracias, ¡hasta la próxima!

El autor es CEO de Petroland, importadora y comercializadora de combustibles en México desde Refinerías y Terminales de Texas; ex Director General de Franquicias de Pemex y constructor de Estaciones de Servicio (ES). También es miembro del Petroleum Equipment Institute y del National Associaton of Convenience Stores (PEI/NACS) y Consultor en temas de Energía.

Opine usted: lgonzalez@petrolandmx.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.