La polarización
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La polarización

COMPARTIR

···
menu-trigger

La polarización

bulletConsidero que se está viviendo un momento de polarización en contra de un partido, ciertamente que se lo ganó a pulso, pero que muestra a otro como la salvación universal.

Opinión MTY Wiki-litico Miguel Moreno Tripp
20/03/2018
Actualización 20/03/2018 - 13:47
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Placeholder block
Miguel Moreno TrippFuente: Cortesía

No se usted, pero considero que se está viviendo un momento de polarización en contra de un partido, ciertamente que se lo ganó a pulso, pero que muestra a otro como la salvación universal. Ya sabe a quienes me refiero. Muchas veces no todo es blanco y negro y hay una serie de grises que forman la vida.

Ciertamente que uno de los partidos (¿Qué tal que no le ponemos nombre y nos seguimos con el “ya sabe quién”? Nada más por hacer el ejercicio) se ha ganado a pulso el rechazo social, cuando con que hubiera -exista o no- reaccionado, expulsado y ¿por qué no? denunciado ante la autoridad a quien o quienes fuera notoriamente procedente que se les pasó por mucho la mano de corruptos. Si bien uno de dichos partidos se lleva las palmas, los otros -aquí no se ocupa el ya sabes quién, ya que todos tienen cola que les pisen- no se quedan atrás. Eso de que el plumaje no se mancha, no es cierto.

Considero que la balanza se ha decantado en contra de un partido y aparentemente a favor de otro en particular, por varias razones.

La primera es que, en el espectro de los partidos, la izquierda pone a la ideología por encima del bien común. Se niega cualquier logro con tal de que se imponga su punto de vista. Esta no es una izquierda como la que se vio en el Pacto de la Moncloa (de hecho fueron dos) por allá de 1977 cuando muere Franco y se transita a la democracia. La izquierda en España en ese momento, privilegió a su país por encima de su ideología, o lo que es lo mismo: cedió en sus pretensiones. La de acá tampoco es una izquierda pragmática como la de Deng Xiaping, ni mucho menos como las de los países nórdicos. ¿Vemos eso en la izquierda mexicana? No, voltean para Venezuela, Cuba y hasta viajecito a Corea del Norte. Claro, con nuestros recursos. La cosa es que hacen mucho ruido y mucho drama y han logrado que se les compre el mensaje.

La segunda es una falta de criterio generalizado. Como sociedad no somos críticos, o no lo suficiente, de lo que se lee o se ve en las redes sociales. Hoy por hoy hablamos del Facebook, Twitter, Snapchat y un largo etcétera de redes digitales a través de teléfonos inteligentes (ojalá que no nos ganen) pero es lo mismo cuando “lo de hoy” era la televisión, el radio, el periódico hasta llegar a los pregoneros en la Edad Media. El medio cambia, la necesidad de criterio no: Orson Wells creó una psicosis nacional en Estados Unidos con su Guerra de dos mundos. El terror se apoderó de las personas y todo por creer ciegamente en el mensaje porque “lo escuche en la radio”. Ahora es, lo leí en el “fais”.

El tercer punto es la pasividad de quienes a sabiendas que podemos caer en un retroceso y que una vez que se empiecen a aplicar políticas trasnochadas triste y que probablemente ya no alcanzaremos a los países desarrollados, no hacemos nada por tratar de informar a las personas que nos rodean para que tomen su decisión razonadamente y con todos los elementos en la mano. Lo que es un hecho, es que la votación la decide la mayoría, informada o no. Lo bueno es que vamos a ir arriba y adelante y luego tendremos que aprender a administrar la riqueza que se va a crear. Eso sí, si regresamos a las devaluaciones de antes, defenderemos el peso como perros.

El autor es Doctor en Finanzas por la Universidad de Tulane; cuenta con la Maestría en Alta Dirección de Empresas, en el IPADE. Se desempeñó como Director General de entidades del área Internacional en Santander Serfin. Es Director del programa OneMBA y tiene su Despacho asociado con Crowe Horwath para proporcionar asesoría en temas de Finanzas Corporativas. morenotrip@gmail.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.