La fórmula no es unirnos contra TRUMP
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La fórmula no es unirnos contra TRUMP

COMPARTIR

···

La fórmula no es unirnos contra TRUMP

No es ganancia para nuestro país solo reaccionar ante momentos difíciles, más bien es momento de prepararnos para no tenerlos que vivir una y otra vez.

Opinión MTY OBSERVADOR CONVERGENTE Alejandro Zertuche
05/06/2019
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Alejandro Zertuche Fuentes.
Alejandro Zertuche Fuentes.Fuente: Cortesía

¿Cuál es la magia de Donald Trump que nos hace vernos unidos como un sólo México?

Desde su aparición en la política, el actual presidente de los Estados Unidos (EU), Donald Trump, tiene un mensaje inconsciente que está mas allá de los ataques y desvalorización que nos creemos los mexicanos. Es algo mas profundo y con mas significado que no hemos querido ver y que es la invitación a la unión de un solo México.

Su rol de intimidación desde el poder y su forma tan diferente de hacer las cosas, como lo venían haciendo por sus antecesores, no es más que una señal de rompimiento de paradigmas para todo el mundo. Un planeta que está enfrentando por un proceso real de consciencia y que a los mexicanos nos toca hacer nuestra parte de este despertar.

Nos podría parecer que Donald Trump no actúa en la mayoría de las situaciones de la mejor manera posible, sin embargo está ahí mostrándonos esa forma incorrecta de hacer las cosas para que nos enfrentemos a nuestro peor enemigo, el ego. Este enemigo es quien nos separa, nos divide y nos desvaloriza. Hace que las situaciones se sientan más adversas y que nos contemos a nosotros mismos las peores historias acerca de lo que se nos presenta en el día a día.

Si recordamos cuando Donald Trump ganó las elecciones ya antes nos había amenazado generando un miedo colectivo. Hubo un despertar de unión en los mexicanos para buscar hacernos mas fuertes y menos dependientes de (EU). El “si se puede” volvió a nacer y así como nació se esfumó al poco tiempo. Muy pocos mexicanos actuaron en consecuencia y la mayoría fue por sus negocios o por su familia.

Sucede que de nuevo nos amenaza. Nos muestra como vivimos en el hilo de nuestra tranquilidad egocéntrica. Ahí estamos en colectivo esperando que alguien llegue para arreglarnos las cosas. El generador de este comportamiento somos nosotros mismos a través de nuestras creencias personales que se manifiestan en colectivo para seguir viviendo una y otra vez las mismas situaciones por no aprender de ellas.

Uno de los retos con los que tenemos que lidiar una y otra vez en México es la creencia que somos bien chingones porque somos mexicanos. La verdad es que somos chingones porque somos seres humanos y tenemos los potenciales que cualquier otro en el mundo. Este orgullo colectivo puede ser uno de los motivos principales que nos cierra la visión de la acción. Es por esto que cada vez que nos sucede una situación de amenaza nos unimos, medio resolvemos y regresamos a la comodidad de nuestras creencias que nos mantienen al límite de lograr mejores cosas y por ende avanzar como nación. Siempre será importante creer que podemos lograr las cosas, pero sin el actuar, no será posible que sucedan.

En nuestro país tenemos todo para ser mejores cada día. Nuestra región es privilegiada. Nuestra tierra nos regala vida, contamos con una valiosa libertad y los acervos culturales junto con los aciertos y errores de otras generaciones, nos regalan conocimiento que podemos aprovechar. No es ganancia para nuestro país solo reaccionar ante momentos difíciles, más bien es momento de prepararnos para no tenerlos que vivir una y otra vez.

Los regalos de Donald Trump son invaluables si nos paramos desde un espacio consciente que nos permita observarnos en autoreferencia y descubrir lo que podemos hacer. Tenemos la oportunidad de ver mas allá de una reacción o una “guerra” de acciones donde sabemos que tenemos las de perder.

El reto es que lo resolvamos lejos del miedo y del orgullo colectivo. Que surjan los liderazgos que permitan crear una nueva visión de como resolver estos conflictos que no pararán e inclusive seguirán dándole la posibilidad a todos los “Trumps” que necesitemos hasta que lo aprendamos.

La fórmula no es unirnos en contra de Donald Trump. El solo está siendo un canal de consciencia para México. La fórmula es unirnos todos porque somos un solo país que puede llegar lejos cuando se lo propone y actúa. Unirnos significa que para crear el futuro de México no hay regios ni chilangos, no hay sureños ni norteños, solo hay mexicanos dispuestos a hacerlo.

Es de todos estar en acción para lograrlo o seguir jugando el papel inconsciente de la víctima revolucionaria que nos deja viviendo lo mismo una y otra vez. Por eso hay que decidir mientras resolvemos la situación actual si peleamos contra Trump o creamos un mejor futuro para México.

¿Tú qué decides?

El autor es emprendedor por más de 20 años en la industria de la consultoría y servicios. Hoy es asesor de Liderazgos públicos y privados dónde implementa el modelo y tecnología propia llamado Liderazgo Convergente. Influencer en temas de consciente e inconsciente.

Opine usted: alejandro@convergent.mx

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.