La democracia en redes #SeryHacerCiudadanía
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La democracia en redes #SeryHacerCiudadanía

COMPARTIR

···

La democracia en redes #SeryHacerCiudadanía

Es cierto que las reuniones presenciales se han reducido a un Whatsapp, al Skype y al Facetime; pero, aunque se da, relativamente, la comunicación no verbal, se seguirá extrañando el cálido abrazo.

Opinión MTY La Propia Política Sara Lozano
10/04/2019
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
La Propia Política Sara Lozano
La Propia Política Sara Lozano Fuente: Cortesía

Todo empezó a transformarse desde que internet se volvió accesible; nadie hubiera podido adivinar a finales del siglo pasado lo que provocarían las plataformas públicas, lo abierto que se volvería el mundo, la necesidad de tantas personas de darse a conocer, de la cantidad de información estadística vigente y actualizada en todo el planeta, del seccionamiento de mercado tan preciso que podría hacerse. Hoy es muy diferente la manera de hacer negocios, de investigar, de hacer política, de estar en contacto frecuente con personas al otro lado del mundo y al otro lado del tiempo.

A través de las redes se han abierto grupos de reencuentro, no importa que hayan pasado 20 o 40 años, ahí están algunas personas queridas y recordadas que de otra forma no se hubieran vuelto a encontrar, otras no tan recordadas, pero que tienen dado un afecto por el simple hecho de haber estado ahí.

Aunque sólo sea virtual este afecto, ya empieza a advertirse que es profundo, lo emocional está siendo una variable no contemplada en las estrategias de venta, de investigación y de comunicación política en las redes sociales. Y ahí es donde la democracia y sus conceptos se están transformando también.

Sería interesante cuantificar el número de relaciones que se tienen hoy en día gracias a la conectividad que permiten las redes sociales. Es cierto que las reuniones presenciales se han reducido a un Whatsapp, al Skype y al Facetime; pero, aunque se da, relativamente, la comunicación no verbal, se seguirá extrañando el cálido abrazo.

Y ahí se da el debate sobre la democracia: la apropiación del espacio público, la participación ciudadana vía aplicación electrónica, estar vinculada sin estar en contacto físico. No porque se ande abrazando a todo el mundo, pero en los parques los vecinos, aunque no se conozcan, se reconocen, se identifica a quien es persona tempranera, a quien adora a su perro, a quien es deportista, a quien le importa cuidar el parque. Incluso se identifica a quien no quiere involucrarse. En las redes esto no se advierte y es algo que está cambiando en los conceptos de democracia, apropiación del espacio público, competencias cívicas, ciudadanía.

Los cambios no son buenos ni malos, son inevitables. Ante esta realidad, esta evolución, es importante procurar lo que se sostenga, lo que es fundamental; lo que resulta inútil es añorar lo que parece que se está perdiendo. Es evidente, a lo largo de la historia, que lo fundamental no se pierde, se transforma.

La tecnología, la conectividad, las redes son instrumentos en manos de personas. Igual que un lápiz con el que se escribe, igual un poema o una sentencia a muerte. La democracia en la era digital está evolucionando y hay que participar en esta nueva dinámica de #SeryHacerCiudadanía.

La autora es Consejera Electoral en el estado de Nuevo León y promotora del cambio cultural a través de la Educación Cívica y la Participación Ciudadana.

Opine usted: saralozanoala@gmail.com

Twitter: @saraloal

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.