La Crisis Humanitaria en la Frontera Norte se agrava
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La Crisis Humanitaria en la Frontera Norte se agrava

COMPARTIR

···
menu-trigger

La Crisis Humanitaria en la Frontera Norte se agrava

bulletLos grandes temas de las “tensiones” en la política de inmigración de EU en general, que han afectado la migración mexicana: la contradicción entre la creencia en la “igualdad fundamental de las personas” y el deseo de satisfacer las necesidades regionales o los grupos de interés en este país.

Opinión MTY Desde Texas Javier Amieva
15/07/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Javier Amieva
Javier AmievaFuente: Cortesía

No cabe duda que la actual Crisis Humanitaria, con la diáspora en la frontera de México con Estados Unidos (EU) ha sido impulsada y obedece a los malos gobiernos y a la corrupción, factores que preponderantemente han sido los detonadores de la violencia, ésta ha encontrado un campo fértil en los individuos que no han tenido acceso a la educación y que no ven en sus países un panorama de un futuro digno para ellos y sus familias.

Lo que realmente quiere la población, esto no debe de olvidárseles a los gobernantes: Es la seguridad para sus personas y sus familias, seguridad alimentaria, el derecho a un trabajo digno, a la educación para un crecimiento armónico y un gobierno en el que puedan confiar, de otra forma la diáspora continuará y los problemas migratorios se multiplicarán.

Los grandes temas de las “tensiones” en la política de inmigración de EU en general, que han afectado la migración mexicana: la contradicción entre la creencia en la “igualdad fundamental de las personas” y el deseo de satisfacer las necesidades regionales o los grupos de interés en este país que hoy reviven los odios raciales por un lado y la necesidad de mano de obra por otro; la dualidad y doble moral de Trump entre un sentimiento creciente entre la población de controlar el flujo de personas y la necesidad económica de mano de obra en ciertas industrias, situación que el actual mandatario ha capitalizado para ganar votos ya en búsqueda de su reelección.

Por otro lado, el aislacionismo y autoritarismo demostrado hasta hoy en la administración de AMLO, -quien responde reactivamente ante las presiones que ponen en peligro los factores de incidencia en la economía internacional,- que con su política de austeridad ha cortado las ayudas para las llamadas guarderías, clínicas y hospitales populares y otros servicios básicos para la subsistencia como se había venido acotando en los últimos lustros, empujará sin duda a una diáspora que afectara aún más gravemente; La diáspora de los capitales, de los profesionistas pensantes y de los empresarios que no desearán estar en medio de un experimento denominado Cuarta Transformación (4T).

En la otra mano, está EU cuya respuesta de la administración Trump ante la crisis humanitaria es que ya ha iniciado las redadas para deportación masiva anunciadas desde hace varios meses, al menos en 10 ciudades a lo largo de la nación, las autoridades de Customs and Border Protection (CBP) también participarán en la coordinación de entrevistas para los inmigrantes que han marchado desde centro y Sudamérica, lo que impondrá una carga adicional de trabajo que podría trastocar las operaciones comerciales en la frontera y desalentar el turismo transfronterizo.

El resultado es que los centros de ayuda a migrantes en ambos lados de las fronteras, se han convertido en colonias de desplazados y ya están al tope y el problema consiste en que esta deportación masiva podría ser de miles de familias como ha señalado el presidente Trump, pero también podría alcanzar proporciones de millones para lo cual no está preparado México.

Las deportaciones podrían circunscribirse a dos mil familias con órdenes finales de deportación como se ha comentado, pero Ken Cuccinelli, Director operacional de la USICS, de la Oficina de Servicios de Inmigración, encargada de los procesos administrativos declaró que: “Han pasado –los posibles deportados-, por el debido proceso y tienen órdenes de deportación definitivas. Entre estos y quienes serán los destinatarios de este esfuerzo de deportación en particular... es solo información guardada dentro de ICE en este momento”, agregó. “El grupo de aquellos con, órdenes de remoción final –en EU-, es enorme”.

No solo la respuesta de los gobernantes debe de ser analizada y resuelta con visión más amplia, toca también a la iniciativa privada despertar y proponer planes o la producción económica nacional caerá aún más y estaremos entonces en una recesión franca de la economía, aunque las autoridades se nieguen a reconocer el casi nulo crecimiento de la actividad productiva nacional en México que debe de ir acorde con un gobierno que otorgue y reafirme seguridad en todos los aspectos.

El autor es analista político en Texas, y experto en temas de la frontera México-Estados Unidos.

Opine usted:javier.amieva@hispanicinternational.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.