Monterrey

José Manuel Maraboto: Liderazgo Transformacional

El modelo que requieren las organizaciones para enfrentar los desafíos de la pandemia.

El reto de impulsar los cambios que permitan transformar a la organización va más allá de la digitalización.

Enfrentamos una encrucijada en el liderazgo empresarial que no tiene antecedente histórico. La crisis derivada por la pandemia por Covid-19 nos ha tomado a todos por sorpresa. Sin duda, este factor externo, de alcance mundial, ha empujado a las organizaciones a adaptarse al nuevo entorno económico y social. Es importante que, ante todo, reconozcamos que el rol del líder es fundamental en la construcción futuro y búsqueda de oportunidades de cada organización.

En su bestseller del año 2007 "La Doctrina del Shock", Naomi Klein cita al célebre ganador del Premio Nobel de Economía Milton Friedman para enfatizar cómo las crisis sirven para catalizar transiciones bruscas hacia nuevos órdenes político-económicos:

"Sólo una crisis, real o percibida, produce un cambio real. Cuando se produce esa crisis, las medidas que se adoptan dependen de las ideas que se encuentran alrededor".

Sin lugar a duda, los retos de la pandemia por Covid-19 presentan un riesgo más alto a los que presentó la depresión de los años treinta.

El cambio estructural ya se ha instalado en nuestra actividad empresarial y directiva y, como resultado, la mayoría de las organizaciones ha iniciado una carrera vertiginosa hacia la transformación digital. La transformación digital en las empresas ha pasado de ser algo innovador pero prescindible, a ser una condición indispensable para el éxito empresarial sin embargo, el proceso de digitalización no basta por sí solo.

Si bien la analítica de datos, el machine learning, el cómputo en la nube, el internet de las cosas y las tecnologías digitales, en general, proporcionan a las empresas nuevas formas de hacer las cosas y les ayudan a implementar soluciones, en función de lo que demandan ellas mismas y sus clientes, no deben entenderse como fórmulas mágicas.

Esta transformación va más allá de la mera implementación de las nuevas tecnologías en el negocio, sino que abarca las distintas fases de la empresa hasta su raíz. Es por ello por lo que la estrategia y la organización son importantes para llevar a cabo una transformación digital. El artículo publicado en 2017 por el MIT y Deloitte "La estrategia, no la tecnología, impulsa la transformación digital" antepone la estrategia, la gestión del talento, la estructura organizacional y el liderazgo frente a la tecnología. Para que se obtengan los resultados esperados, es necesario que vayan de la mano de un elemento capaz de generar cambios estructurales en la organización. Ese elemento es elliderazgo transformacional.

El liderazgo transformacional es un estilo de liderazgo en el cual los líderes alientan, inspiran y motivan a los empleados a innovar y crear cambios que ayudarán a crecer y dar forma al éxito futuro de la empresa. Es un estilo de gestión diseñado para dar a los empleados más espacio para ser creativos, mirar hacia el futuro y encontrar nuevas soluciones a problemas antiguos. Los empleados en el camino del liderazgo también estarán preparados para convertirse en líderes transformacionales a través de tutoría y capacitación.

El concepto de liderazgo transformacional comenzó con James V. Downton en 1973 y fue expandido por James Burns en 1978. En 1985, el investigador Bernard M. Bass amplió aún más el concepto, haciendo énfasis en que el modelo de liderazgo transformacional es característico de los profesionales con una personalidad, visión y proyección tan sólidas que son capaces de generar cambios positivos en las percepciones, motivaciones y expectativas de los colaboradores que forman parte de sus equipos de trabajo.

Según Bass, estas son las características de un líder transformacional que los distingue de otros estilos de liderazgo. Un líder transformacional es alguien que:

  • Alienta la motivación y el desarrollo positivo de los seguidores.
  • Ejemplifica los estándares morales dentro de la organización, y fomenta lo mismo de los demás.
  • Fomenta un ambiente de trabajo ético con valores, prioridades y estándares claros.
  • Desarrolla la cultura corporativa alentando a los empleados a pasar de una actitud de interés propio a una mentalidad en la que trabajan por el bien común.
  • Hace hincapié en la autenticidad, la cooperación y la comunicación abierta.
  • Proporciona entrenamiento y tutoría, pero permite que los empleados tomen decisiones y se apropien de las tareas.

Resulta valioso resaltar que un líder transformacional se distingue no solo por ser una persona con altas capacidades para la gestión empresarial, sino sobre todo por ser alguien con la suficiente convicción e influencia para generar cambios profundos en la manera de entender el rol de cada negocio. Es significativo resaltar que as transformaciones de un líder de este tipo se reflejan en lo individual, lo grupal y, por supuesto, lo organizacional ya que generan cambios tanto en la estructura empresarial como en la cultura corporativa.

Mi invitación a considerar la aplicación del Liderazgo Transformacional, cuyo objetivo es hacer realidad nuevas ideas y posibilidades, mejorando los resultados de la organización, cambiando la forma en que se realiza el trabajo y minimizando el impacto del cambio en las actividades diarias del equipo.

El autor es Director del Departamento de Estrategia y Liderazgo EGADE Business School Tecnológico de Monterrey.

Opine usted: jmaraboto@tec.mx

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.