menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

José Luis Elizondo: Tendencias fiscales en México

COMPARTIR

···
menu-trigger

José Luis Elizondo: Tendencias fiscales en México

bulletUna nueva cultura y civismo fiscal.

Opinión MTY Factor clave José Luis Elizondo
12/01/2021
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
José Luis Elizondo Cantú
José Luis Elizondo Cantú Fuente: Cortesía

Estimados Lectores, en México se ha venido realizando un cambio paulatino y lento pero firme en los últimos años en materia fiscal, esto ha traído consigo que en nuestro país la evasión fiscal como deporte nacional tenga un cambio de cultura y civismo fiscal entre los contribuyentes mexicanos. No cabe duda de que el SAT está ganando la carrera al contribuyente en materia de avance digital y esto ha generado un control más efectivo en materia de control y recaudación de impuestos.

De tal manera que la autoridad cuenta con muchas herramientas digitales que le dan suficiente información para detectar diferencias de impuestos no pagadas por los contribuyentes. En la última década México ha avanzado en lo que se denomina CFDI (Comprobante Fiscal Digital) o mejor conocido como factura electrónica, inicialmente el fisco se enfocó a la utilización de este para controlar las ventas y después de 5 años ha logrado un control total de las ventas por lo que ya no es posible, no pagar impuestos vía omisión de ventas de tal modo que los contribuyentes han estado evadiendo fiscalmente en el rubro de gastos. Situación que el fisco ha detectado a través de auditorías electrónicas, por lo cual hace 2 años creo la última versión de CFDI 3.3 que le está permitiendo tener ya, el control total de los gastos y por lo cual los contribuyentes están ahora enfocándose a evadir a través de la manipulación del costo de ventas. Por lo cual el SAT está desarrollando un programa digital para el control de los inventarios perpetuos de las mercancías así como del costo de ventas, el cual se implementara antes de que termine el sexenio de la 4ta transformación.

En los últimos 5 años la autoridad ha enfocado, cambios importantes en las leyes fiscales en materia de las pérdidas fiscales por lo cual ya están sumamente controladas en lo que se refiere a su transferencia a través de la venta de acciones y ya no se permite tan fácilmente la amortización de estas contra las utilidades de los últimos 10 ejercicios fiscales después de generarse esta en utilidades de giros y actividades diferentes.

También se sabe que la autoridad está trabajando para controlar las compras y/o ventas de los activos fijos tangibles e intangibles con el objeto de controlar las deducciones por concepto de depreciación y amortización.

La cuarta transformación llego para quedarse con el objeto de abatir la corrupción, la elusión y la evasión fiscal a través de evitar la impunidad y a través de la emisión de nuevas leyes que aseguren el estado de derecho en México.

El SAT cuenta con nuevas herramientas de fiscalización como son la contabilidad electrónica, la auditoría electrónica, el cruce de información y la nueva modalidad de que al presentar las declaraciones anuales a través de procesos digitales en su formulación obliga al contribuyente al realizar una especie de auto auditoría y a través de esta nueva herramienta presiona a que el contribuyente pague pagos provisionales o diferencias omitidas como requisito previo para poder presentar su declaración anual, como son las de la declaración anual de ISR del ejercicio 2019 donde se obligó al contribuyente por primera vez a amarrar su CFDI de ventas con los pagos provisionales, así como la deducción del rubro de nóminas amarrando este concepto de deducción con su CFDI de nóminas.

Consideramos que para la declaración anual del 2020 obligará a amarrar sus deducciones con el CFDI de sus proveedores, esto permitirá que se acorte la posibilidad de evadir en la declaración anual y los pagos provisionales. Todo lo anterior ha traído como consecuencia que los mexicanos estemos cambiando nuestra cultura y civismo fiscal, no todavía por convicción sino por obligación tal como lo resta el dicho mexicano, bueno pues ya no hay más remedio, por lo que en México en materia fiscal las cosas ya jamás serán iguales que en el pasado.

C.P.C y Lic. José Luis Elizondo Cantú, Director General del Despacho Elizondo Cantú, SC.

Opine usted: Editorial@elizondocantu.mx

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.