José Ángel Vidaña: Coronavirus, gran oportunidad para cadenas de suministro resilientes
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

José Ángel Vidaña: Coronavirus, gran oportunidad para cadenas de suministro resilientes

COMPARTIR

···
menu-trigger

José Ángel Vidaña: Coronavirus, gran oportunidad para cadenas de suministro resilientes

bulletDebemos tomar decisiones inteligentes para que la recuperación de las operaciones retomen su ritmo normal lo antes posible.

Opinión MTY ESPACIO IMMEX José Ángel Vidaña Meraz
17/03/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
José Vidaña
José VidañaFuente: Cortesía

Según el Diccionario de la Real Academia Española, resiliencia significa la “capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o a una situación adversa”. También significa la capacidad de un material, un mecanismo o un sistema para recuperar su estado inicial cuando ha cesado la perturbación a la que había estado sometido”.

Si bien el concepto tiene sus orígenes en el campo de la psicología a principios del siglo XX, actualmente es utilizado en casi todos los ámbitos del conocimiento y las cadenas logísticas no han sido la excepción, donde el término se aplica para conocer la capacidad de recuperación que tiene una organización y/ o una cadena de suministro después de una fuerte disrupción o catástrofe de gran impacto. Y a propósito de impactos mayúsculos, ¿qué mejor oportunidad para poner a prueba el grado de resiliencia que tendrán nuestras cadenas de suministro durante y después de las afectaciones del COVID-19?

Si usted como empresa aún no ha tomado acciones específicas, ¿qué debe de hacer? Debe de analizar y evaluar la capacidad real de cada eslabón crítico (socios comerciales) de su cadena de suministro, a efecto de conocer el impacto inmediato a su operación, comprender mejor el riesgo y prepararse para costos adicionales no considerados. Si su proveeduría está ligada a China en cierto nivel, mientras más tiempo el coronavirus afecte la economía del país oriental, más probable serán los efectos del costo en su cadena de suministro.

Puede considerar el uso de estándares ISO para el análisis de impacto al negocio y el desarrollo de planes de continuidad de operaciones a lo largo de la cadena de suministro. El sistema de gestión de continuidad de operaciones (GCN) es aplicable a todas las organizaciones, independientemente del tamaño, la industria o la naturaleza del negocio ofreciendo una visión clara y detallada de cómo opera una organización, así como información valiosa para evitar que las funciones críticas no sean interrumpidas ante eventos catastróficos de grandes magnitudes.

Algunas ventajas de su aplicación son: evitar la pérdidas de recursos y agilizar las labores relacionadas a funciones críticas/estratégicas, prevenir o minimizar la perdida de información y operaciones críticas de la organización en caso de desastre, reducir el número y magnitud de decisiones durante un periodo de crisis en que los errores pueden resultar mayores y conocer los tiempos críticos de recuperación para volver a la situación anterior al desastre, son algunos de los beneficios de establecer el sistema de gestión de continuidad de operaciones (SGCN) previo a un adecuado análisis de impacto al negocio (BIA).

Los objetivos del análisis de impacto al negocio (BIA) son muy claros y le permitirán estimar el tiempo máximo aceptable de interrupción del servicio que la organización pude tolerar mientras mantiene todavía la viabilidad, permitiéndole así establecer los objetivos de tiempo de recuperación evaluando los requisitos necesarios de a) recursos, b) actividades y c) interdependencias externas para reanudar las operaciones dentro de los plazos de recuperación identificados y la gestión de la información para la adecuada toma de decisiones.

Estamos ante un momento histórico a nivel mundial y sin ser fatalistas (sabemos de antemano que las afectaciones están siendo y serán muy graves para la sociedad y casi todos los sectores económicos), debemos de ver a ésta como una gran oportunidad, oportunidad para saber realmente de qué están hechas nuestras organizaciones, de conocer cuáles son nuestras capacidades, de tomar decisiones inteligentes para que la recuperación de las operaciones retomen su ritmo normal lo antes posible, pero sobre todo la oportunidad de aprender de la experiencia para convertirnos en entidades ó eslabones para conformar una cadena de suministro resiliente.

El autor es asesor de seguridad en cadena de suministro de INDEX Nuevo León.

Opine usted: servicios@indexnuevoleon.org.mx

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.