Jorge Paredes: Wei-Ji, crisis y oportunidades
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Jorge Paredes: Wei-Ji, crisis y oportunidades

COMPARTIR

···
menu-trigger

Jorge Paredes: Wei-Ji, crisis y oportunidades

bulletEn algunas semanas más quedará controlado el Coronavirus para luego quedar en el olvido.

Opinión MTY PANORAMA INMOBILIARIO Jorge Paredes
11/03/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Jorge Paredes Guerra
Jorge Paredes GuerraFuente: Cortesía

La noticia de estos últimos días es que China, la segunda economía después de los Estados Unidos con el mayor Producto Interno Bruto en el mundo, vive una crisis sin precedentes. El poderoso Dragón Chino está siendo atacado por el letal Coronavirus y donde ya se han contabilizado repercusiones sin precedentes. En la cosmovisión y la filosofía China de la dualidad del ying-yang, la palabra crisis está compuesta por dos caracteres. El primero es Wei, que significa peligro y, el segundo Ji, que significa oportunidad. El país más poblado del mundo con mil 400 millones de personas, o sea, una quinta parte de la población mundial ha sabido responder inmediatamente al peligro como lo ha hecho a lo largo de su historia en base a su idiosincrasia.

En el 2018, China acusó a los Estados Unidos de iniciar la mayor guerra comercial en la historia económica del mundo al aplicarles aranceles y ellos reaccionaron aplicándoles aranceles también, lo cual finalmente evitó la escalada del conflicto y relajó la tensión entre ambos países. Ahora con el Coronavirus tuvieron que suspender masivamente las clases para evitar la propagación de la epidemia e inmediatamente después se anunció una plataforma digital educativa en la nube para estudiantes de secundaria y preparatoria. Ellos luego luego encuentran la solución y los beneficios de cada crisis que experimentan. Estamos siendo testigos en estos días del impacto que se está teniendo en los pronósticos de crecimiento de todas las economías del mundo y como reflejo la baja en las bolsas de valores así como de la caída del precio del petróleo por lo que el peso mexicano también sufrió una depreciación.

Las repercusiones que pueden esperarse en los mercados de bienes raíces en nuestro país en un mundo global tan interconectado van a la par con las bolsas de valores y con el resto del mundo. Es por ello que mi recomendación a los inversionistas es que no debemos entrar en pánico. Recordemos que mientras más oscura está la noche es que más pronto va amanecer. Es cierto que está afectando al turismo mundial, a la celebración de eventos y congresos mundiales. Pero en algunas semanas más quedará controlado el Coronavirus para luego quedar en el olvido como le sucedió a China en el 2003 con el anterior virus del SARS. Sin lugar a dudas bajará la tasa de crecimiento originalmente prevista para este 2020 de China y como consecuencia del resto del mundo.

Pero es más importante tomar decisiones inteligentes diversificando las inversiones inmobiliarias en diversas zonas de crecimiento. Además, si actualmente solo tenemos un solo tipo de inversión como por ejemplo en casas o departamentos, analizar también la posibilidad de invertir en terrenos suburbanos, en locales comerciales, oficinas o bodegas.

Para los inversionistas que desean explorar otro tipo de inversiones inmobiliarias que reporten atractivos rendimientos mensuales garantizados sin necesidad de buscar buenos inquilinos, elaborar contratos de arrendamiento y cobrar las rentas podemos ofrecerles la alternativa de fondos de inversión inmobiliaria con rendimientos muy atractivos que superan los tradicionales en México o también en los Estados Unidos.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.