Monterrey

Jesús Garza: La economía mexicana en 2021

¿Qué podemos esperar para el próximo año?. .

Este año la economía nacional se contraerá alrededor de 9 por ciento anual, su mayor caída desde la Gran Depresión de 1932. El impacto de la pandemia provocó una fuerte desaceleración de la economía en dos frentes, por la fuerte disminución del consumo y la interrupción de lo procesos productivos en el sector industrial. La economía, sin embargo, comenzó a recuperarse en el tercer trimestre del año a la par del sólido crecimiento de la economía de EUA ¿Qué podemos esperar para 2021? .

Los estímulos fiscales en los Estados Unidos aunados a las expectativas de muy bajas tasas de interés en ese país en el mediano plazo están fortaleciendo a la recuperación económica. Lo anterior está impulsando a la economía mexicana, sobre todo por el sector exportador manufacturero. El componente más dinámico de la demanda agregada son las exportaciones netas.

Así, es probable que el sector manufacturero de exportación nacional continúe con un buen dinamismo en 2021. La implementación del TMEC y los conflictos comerciales entre China y EUA, aunado a los problemas de logística de proveedurías observados a raíz de la pandemia son dos factores favorables.

En contraste, la demanda interna continúa deprimida debido al cierre de miles de Pymes y la pérdida de millones de empleos. Los apoyos fiscales son pocos (apenas representan 1 por ciento del PIB) e insuficientes. Además, la política monetaria estará más restringida en un entorno de mayores presiones inflacionarias. La consecuencia será una muy lenta recuperación del sector servicios.

Por otro lado, la inversión fija bruta ya liga más de dos años de fuertes contracciones. Recientemente se contrae a doble dígito y mermará el crecimiento potencial de la economía en el mediano plazo. La inversión no solo es un componente importante para la demanda agregada de corto plazo, sino que es el responsable de aumentar la capacidad de producción del país en el mediano plazo (PIB potencial). La persistente caída de la inversión implica tasas de crecimiento promedio menores al promedio histórico lo que alentará la recuperación de la economía. Se espera que la economía recupere su PIB de 2019 apenas en 2024 o hasta 2026. EUA lo hará a mediados del próximo año.

Así, estimo que la economía crecerá 3.6 por ciento en 2021 después de una contracción de 9 por ciento en 2020. A partir de ese año, estimo que la economía crecerá en promedio a 2 por ciento anual debido a la fuerte disminución de la inversión fija bruta. Por el lado positivo, se espera un auge en la inversión en el sector industrial, sobre todo manufacturero, debido al impulso de la economía de EUA y de los efectos favorables del TMEC.

Por el lado negativo, se espera que la demanda interna continúe deprimida, ante el inminente cierre de miles de empresas. Lo anterior podría agravarse si el sector turismo, que representa cerca del 10 por ciento del PIB, se tarda en reactivar. Este último sector estará muy relacionado con el manejo del proceso de vacunación del país.

¡Feliz Año Nuevo! .

El autor es director general de Soluciones Financieras GAMMA y profesor de Economía y Finanzas de EGADE Business School. Tiene un doctorado en Finanzas y maestría en Economía Financiera, ambas por la Universidad de Essex en el Reino Unido. Fue el economista en jefe para México de Itau BBA, director general adjunto de Organismos Financieros Internacionales en la SHCP e investigador en el Banco de México.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.