Monterrey

Jesús Garza: El rumbo de la economía de Nuevo León

Con una población de solamente el 4 por ciento del total del país, el estado contribuye con casi el 10 por ciento del PIB nacional.

Nuevo León es uno de los estados más prósperos del país y un motor importante de generación de empleos formales. Con una población de solamente el cuatro por ciento del total del país, el estado de NL contribuye con casi el 10 por ciento del PIB nacional. Además, Nuevo León es el segundo estado con mayor captación de inversión extranjera directa. En unos meses el estado tendrá una elección para gobernador y será importante definir hacia dónde queremos que vaya el estado, sobre todo en materia económica.

Desde la liberalización (parcial) de la economía a finales de los 80s la entidad federativa se ha beneficiado de un incremento importante en la producción de bienes y servicios, y de generación de empleos. Más importante aún, ha sido el progreso social que ha experimentado el estado en las últimas tres décadas. En materia económica, la entidad ha crecido en promedio 4.5 por ciento anual de 1990 a 2019, contrastando con una tasa de crecimiento de solamente 2.6 por ciento para el país.

Nuevo León cuenta con un PIB per cápita de 16,248 dólares, casi el doble del PIB per cápita del país de nueve mil 763. A nivel internacional NL se compara con países como Hungría, Uruguay y Polonia. Lo anterior se explica por un PIB potencial que contantemente crece de la mano de una inversión importante en educación (capital humano) y físico. El porcentaje de educación media-superior representa el 31 por ciento del total, comparado con 22 por ciento en el resto del país (cifras de 2017).

En términos de atracción de inversión extranjera directa (IED) el estado presume de una tasa de crecimiento promedio, de 2000 a 2020, de 33 por ciento anual, en el país la tasa de crecimiento promedio en el mismo periodo es de 8 por ciento anual. La IED del estado representa el 11 por ciento del total del país. Solamente durante el 2015, un año después de la implementación de las reformas estructurales, la IED creció 113 por ciento anual, gran parte de la cual se dirigió hacia el sector energético. El estado de NL tiene un gran potencial de generación de energía renovable tanto eólica como solar.

En materia de progreso social en estado tiene el mayor nivel de movilidad social del país según el centro México Cómo Vamos, con un puntaje de 73.56 comparado con 66.75 del país (2019). Además, registra el menor índice de pobreza del país, con 14.5 por ciento (2018). Este indicador contrasta con 41.9 por ciento en el país con cifras de 2018 según la CONEVAL. En el 2008 la pobreza en NL era de 21.4 por ciento del total mientras que en el país de 44.4 por ciento.

Este año la economía se recuperará, pero será de manera desigual. El motor de crecimiento será el sector externo debido a la economía de EUA que impulsará a la industria nacional a través de las exportaciones manufactureras. Los estados industrializados como NL se beneficiarán. Sin embargo, el sector servicios permanecerá deprimido debido a la falta de estímulos fiscales que han provocado el cierre de cientos de miles de Pymes. Aunado a ello, la inversión fija bruta ya cumplió 23 meses de decrecimiento debido a la implementación de políticas federales como la cancelación de NAIM, de la cervecería en Mexicali y más recientemente, la aprobación de la contra reforma energética en el país, la cual privilegiará a CFE y limitará la inversión en energías renovables. La fuerte caída en la inversión implica menores tasas de crecimiento potencial en el futuro, es decir, menores empleos y prosperidad.

En las siguientes elecciones debemos preguntarnos el rumbo que queremos para nuestro estado. El estado seguirá creciendo en el corto plazo, pero no gracias a las políticas económicas federales sino gracias a EUA. ¿Se imaginan si NL promoviera su propia reforma energética que atrajera inversión privada (doméstica y extranjera) y sobre todo en energías renovables, y el impacto que tendría sobre el potencial de crecimiento de la entidad?

Las siguientes elecciones serán fundamentales para darle rumbo al futuro de la economía del estado. El estado debe apostarle a la educación y tecnología como ejes de desarrollo, y no al petróleo como lo hace el gobierno federal. Además, se debe refrendar el sistema económico de libre mercado que le ha permitido a millones de neoloneses emprender, tener un trabajo bien remunerado y en muchas circunstancias elevar su nivel socioeconómico.

El autor es director general de Soluciones Financieras GAMMA y profesor de Economía y Finanzas de EGADE Business School. Tiene un doctorado en Finanzas y maestría en Economía Financiera, ambas por la Universidad de Essex en el Reino Unido. Fue el economista en jefe para México de Itau BBA, director general adjunto de Organismos Financieros Internacionales en la SHCP e investigador en el Banco de México.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.