Jesús Garza: El crecimiento dependerá de EUA
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Jesús Garza: El crecimiento dependerá de EUA

COMPARTIR

···
menu-trigger

Jesús Garza: El crecimiento dependerá de EUA

bulletEl sector manufacturero mexicano está integrado con su contraparte estadounidense y cualquier desaceleración allá nos pega muy fuerte.

Opinión MTY Visión Económica Jesús Garza
05/12/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Jesús Garza
Jesús GarzaFuente: Cortesía

La semana pasada tanto Banco de México como la encuesta de especialistas del sector privado de Banamex redujeron las expectativas de crecimiento para este y el próximo año. Para este año los analistas estiman un crecimiento promedio de cero por ciento anual y para el 2020 alrededor de uno por ciento. Creo que la actividad económica dependerá mucho de lo que suceda en los Estados Unidos.

Este año el sector exportador, sobre todo manufacturero, ha tenido un crecimiento importante a lo largo del año. Esto debido al buen dinamismo de la economía de estadounidense. Aún así, la tasa de crecimiento acumulada anual en los primeros nueve meses del año reportan un cero por ciento. Es decir, que existen otros factores que tuvieron una mayor injerencia sobre el pobre desempeño de la economía.

La inversión fija bruta, por ejemplo, no termina de decepcionar registrando caídas anuales que no se observaban desde la última crisis financiera internacional. Tanto la inversión pública como privada muestran esta tendencia. La primera por el aumento en la incertidumbre asociadas con algunas acciones de política económica del gobierno federal y otros factores externos como la falta de ratificación del T-MEC. Existen muchos proyectos que están esperando que el tratado entre en marcha para detonar la inversión. Por el lado del gasto público por el retraso de la ejecución de los proyectos aunado a que cayó fuertemente la asignación de inversión física este año.

Por otro lado, se ha observado una desaceleración en el consumo privado evidenciado por la caída en la creación de empleos formales. Además, la tendencia a la baja que tenía la tasa de desempleo ya se revirtió. Cabe resaltar, en contraste, que el salario real aumentó debido al incremento de los salarios contractuales (sobre todo mínimos) a principios de año y una inflación que convergió al centro de la meta del Banco de México. Aún así, las tasas de crecimiento del consumo privado son muy distantes del promedio que se observó apenas hace un año.

Así, el sector externo fue el único que contribuyó al crecimiento nacional. Sin embargo, las exportaciones nacionales comienzan a desacelerarse. Durante los meses de septiembre y octubre cayeron las exportaciones automotrices hacia EUA. Esto fue resultado de la debilidad de la industria estadounidense. El sector manufacturero mexicano está integrado con su contraparte estadounidense y cualquier desaceleración allá nos pega muy fuerte.

Hacia adelante el entorno no es nada alentador. El índice de gerentes de compras (Supply Management Index) indicador adelantado del sector manufacturero de EUA se mantiene por debajo del umbral de los 50 puntos, indicando una contracción. La guerra comercial entre EUA y China es el principal culpable de ello.

La pregunta que me gustaría hacerles queridos lectores es ¿qué pasará el próximo año si el único componente de la demanda agregada, exportaciones netas, se cae? Este año creceremos al 0.0 por ciento y teniendo un buen dinamismo exportador. Si le quitamos ese componente, ¿qué podremos esperar para el 2020? Será de suma importancia darle seguimiento a la evolución de la economía de EUA.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.