menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Javier T. Coppel : Los intereses en 2020, un negociazo, ¡pero para el fisco!

COMPARTIR

···
menu-trigger

Javier T. Coppel : Los intereses en 2020, un negociazo, ¡pero para el fisco!

bulletLas dos reformas fiscales están directamente relacionadas con los intereses.

Opinión MTY
12/11/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Javier Torres Coppel
Javier Torres Coppel Fuente: Cortesía

Estimado Lector,

En días pasados, la Cámara de Diputados y de Senadores aprobaron dentro del paquete económico para 2020, las reformas fiscales para dicho año. Al momento de la elaboración de esta columna, dichas reformas fiscales NO han sido publicadas en el Diario Oficial de la Federación. En esta ocasión me refiero a dos reformas fiscales que están directamente relacionadas con los intereses.

1) La tasa de impuesto que le van a retener las instituciones del sistema financiero, cuando dichas instituciones le paguen a usted, intereses.

2) La deducción de los intereses para las personas morales (empresas y sociedades)

Mire usted, a partir del 1 de enero de 2020, Las Instituciones del Sistema Financiero le efectuarán una retención del Impuesto sobre la Renta (ISR) a la tasa del 1.45 por ciento anual. Cabe señalar que esta retención ¡Se efectúa sobre el capital!

Hagamos el ejercicio, si usted decide efectuar una inversión donde le pagarían la tasa estimada del cinco por ciento de intereses, resulta lo siguiente:

  • Tasa de Interés Estimada para 2020 5.00%
  • (menos) Tasa de retención de ISR 1.45%
  • Inflación estimada para 2020 3.00%
  • Interés Neto/Real Estimado 0.55%

Derivado de lo anterior, y de la altísima y aprobada tasa de retención de ISR sobre los intereses, NO sería extraño pensar que muchos ahorradores e inversionistas; decidan sacar su dinero de las Instituciones Financieras e invertirlo en otro tipo de bienes, o hasta llevárselo a otro país.

Por otro lado, también para el 2020, los diputados y senadores también aprobaron una reforma, la cual está relacionada con una limitación en el monto de la deducción de los intereses a cargo de las personas morales. Le explico.

Resulta que primero, se tiene que comparar sus ingresos por intereses contra sus gastos por sus intereses; si los primeros son mayores, los intereses a cargo SI serían deducibles. Segundo, si sus intereses a cargo NO sobrepasan la cantidad de 20 millones de pesos, también serían deducibles.

Pero Si resulta que su negocio “NO cae” en los dos supuestos anteriores (como por ejemplo las Grandes Empresas), entonces La Autoridad Fiscal considera que su empresa o negocio está utilizando este mecanismo de los intereses a cargo, para erosionar o disminuir el pago de impuestos.

Por lo anterior, el SAT le va a pedir a usted que realice una serie de cálculos para analizar si procede o NO la deducibilidad de dichos intereses a cargo. En caso de que sus intereses No sean deducibles, el SAT le “dará la oportunidad” de deducirlos hasta en los 10 ejercicios siguientes.

A partir de 2020, el SAT estará haciendo un “negociazo” con los intereses de los contribuyentes; Si usted recibe intereses, el SAT le estará reteniendo a usted el ISR por una buena parte de sus rendimientos; y si usted forma parte de un Gran Corporativo o Empresa, le pedirán una serie de requisitos y cálculos para que los pueda deducir.

Lo anterior NO ayuda a la maltrecha economía mexicana, sino todo lo contrario; aleja al inversionista y al emprendedor.

Opine usted: javier@castelltowers.com