Irving A. González: Ideas para sobrevivir en tiempos de crisis
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Irving A. González: Ideas para sobrevivir en tiempos de crisis

COMPARTIR

···
menu-trigger

Irving A. González: Ideas para sobrevivir en tiempos de crisis

bulletLas empresas deben revisar su modelo de negocio y sus estrategias, ya no sólo para alcanzar los objetivos sino para subsistir.

Opinión MTY Factor clave Irving Alfredo González Esqueda
05/05/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Irving Alfredo González Esqueda
Irving Alfredo González EsquedaFuente: Cortesía

Estimado lector, en las siguientes líneas se darán recomendaciones o ideas (estratégicas, financieras, y administrativas) para apoyar a las medianas y/o pequeñas empresas a sobrellevar un tiempo de crisis. Algunas de estas recomendaciones han sido implementadas por el autor en diversas empresas y otras son recolectadas de las mejores prácticas de la industria.

Nunca es mejor momento para que las empresas revisen su modelo de negocio y sus estrategias, ya no sólo para alcanzar los objetivos sino para sobrevivir. Preguntarse qué innovación debe hacerse y qué alianza concretar para su implementación resulta fundamental y hoy aplica a todo tipo de negocio.

Los ejemplos de esto saltan a la vista: restaurantes hacen alianza con servicios de entrega a domicilio para mejorar el servicio y ampliar su mercado; fabricantes de alimentos, bebidas o productos hacen tamaños menores que tienen mayor rotación o venta; servicios profesionales hacen alianzas para apoyar a clientes en planeación financiera y empresarial, etc.

En el aspecto de administración y finanzas se debe preparar o desarrollar el presupuesto de la empresa (estado de resultados y flujo de efectivo) y, en caso de ya tenerlo, revisarlo y ajustarlo bajo el enfoque de “sobrevivencia = básico”. Así mismo, es importante darle seguimiento puntual (la recomendación es cada semana) al avance en estado de resultados y flujo de efectivo vs estrategia de corto plazo, además definir y corregir el rumbo, tomando decisiones puntuales.

A continuación ejemplos y recomendaciones:

1) En ingresos de servicios: enfocar a los de mayor necesidad o que son prioritarios o de cumplimiento.

2) En manufactura: promover venta anticipada con un 20 a 30 por ciento de descuento para entrega posterior. Aquí hay que poner atención en los descuentos a clientes y hacer promociones entre aquellos leales, con el fin de tener flujo ahora y dar el producto o servicio después.

3) En egresos: bajo enfoque “básico” se justifica disminuir cada rubro que incremente el flujo ahora y dejar sólo lo más necesario. Ejemplo: en sueldos y salarios, negociar con empleados el pago diferido de bonos o premios para así preservar pago de plantilla base y sólo contratar personal que incremente ventas o reduzca costos. Los dueños de empresas deben de ajustar su sueldo o retiro de utilidades en forma sustancial, que permita destinar esa liquidez a pagos esenciales.

4) En costos operativos: deben ser optimizados reduciendo merma de materias primas; dichas mermas deben de venderse y no tirarse. El material de empaque debe reutilizarse o en su caso venderse. Las horas extras deben reducirse o eliminarse, optimizando turnos de trabajo (evaluar trabajos en días festivos o en turnos dominicales vs la utilidad incremental en esos días).

5) Los gastos de venta como fletes, gastos de viaje y viáticos de supervisores deben reducirse a “$0”, sustituyéndose por supervisión vía remota. El pago a promotores debe ser justificado vs las ventas que hayan impulsado y en las tiendas que se justifiquen.

6) En servicios administrativos hay que revisar los principales rubros y reducir a lo básico: mover de documento impreso a formato digital y ajustar los sistemas para ello; incrementar uso de herramienta tecnológica vía wifi sobre gasto en celulares y/o teléfonos; reducir consumo de gasolina y migrar a juntas virtuales o conferencias; renegociar con proveedores, ampliando plazo de pago o entrando a un factoraje de proveedores.

Como podrás darte cuenta, lector, estas medidas son extremas pero prácticas y ayudan a la sobrevivencia de las pequeñas y medianas empresas. En siguientes artículos estaremos dando más ideas.

El autor es Socio de Elizondo Cantú, S.C.

Opine usted: editorial@elizondocantu.mx

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.