Monterrey

Irving A. González: ¿Dónde está el talento para épocas de crisis?

El tiempo actual merece una solución integral y disruptiva para que las empresas salgan adelante.

Estimado lector

En la época moderna de México (últimos 38 años, 1982 - 2020) han existido diversas crisis que ya los economistas han dado análisis puntual a sus causas y efectos, por ello en el presente artículo nos enfocaremos a atender de manera práctica como aprovechar las enseñanzas que han dejado en el talento de la gente y como aprovechar para esta época en donde los modelos de negocio tendrán que sumar ese talento con el talento de las generaciones actuales. En resumen, como un maestro me enseño hace algunos años "hay que sumar y multiplicar y no restar o dividir".

Al ser un periodo de tiempo largo habrá varias generaciones de trabajadores que les haya tocado vivir esas crisis que en esos momentos estaban entre 20 a 30 años y ahora 38 años después estarán entre 58 y 68 años. En años pasados algunos de esas generaciones habrán sido invitados a tomar un retiro anticipado o tendrán un servicio propio de asesoría o consultoría en diversos ramos o industrias pero que durante su trayectoria profesional conocieron bien que herramientas o ideas dieron resultado para salir avante de las crisis. Ejemplos, de buenas decisiones tenemos diversos, algunos de ellos han sido en lo financiero las restructuraciones financieras, presupuesto base cero, reducciones de costos, costeo basado en actividades; en lo administrativo, tablero de control, indicadores desempeño; en lo productivo, programación lineal, alineación de procesos; en los sistemas, sistemas de gestión empresarial, uso de base de datos.

Por otro lado, ahora tenemos una generación talentosa de jóvenes que conocen muy bien las herramientas tecnológicas y las tendencias de consumo de las nuevas generaciones. Algunos de ellos son, en lo comercial, el uso de aplicaciones móviles para ofrecer bienes y servicios; en lo productivo, el uso de "comedores fantasmas" para producir o cocinar diversos tipos de comida en una sola instalación para diferentes restaurantes y entrega a domicilio; el diseño de nuevos productos o servicios, como es la mercadotecnia digital, contratar personal sobre demanda, uso de oficinas virtuales, pago de servicio con aplicaciones móviles.

Como podemos ver, ambas generaciones tienen en común lo estratégico, operativo y financiero. Es decir más que desechar una generación a la otra, lo disruptivo será combinar la experiencia de ambas y potenciarlo para obtener productos que sean sobre demanda es decir que las empresas deben tener una capacidad de adaptación a las nuevas tendencias de mercado para estar lo más pronto posible al alcance de la mano del cliente o consumidor con buenos márgenes que permitan a toda la cadena de suministro obtener una rentabilidad razonable y que no solo una de las partes se exceda en la misma.

Otro de los ejemplos, será poder trabajar el tiempo (horas, días, semanas) que la persona desee en lo que mejor sabe hacer según sus habilidades se lo permitan en los proyectos de empresas que se requieran y usando las herramientas que el mercado demanda por ejemplo usando un sistema empresarial integral (ERP por sus siglas en inglés) en cualquiera de sus módulos y trabajando a distancia, pero cuidando la ciberseguridad. Esto minimizará los costos de oficina y así las empresas se enfocan solo a sus costos de producir.

En resumen, el tiempo actual merece una solución integral y disruptiva para que las empresas salgan adelante. Si la empresa sigue pensando en la forma tradicional se estará quedando rezagado en la carrera por lograr satisfacer los mercados o consumidores cuyo pensamiento ya es diferente por ello hay que sumar talentos.

El autor es Socio de Elizondo Cantú, S.C., especialista en Gobierno Corporativo.

Opine usted: editorial@elizondocantu.mx

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.