Insiste Trump: “Aún no se revelan algunos de los acuerdos alcanzados”
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Insiste Trump: “Aún no se revelan algunos de los acuerdos alcanzados”

COMPARTIR

···

Insiste Trump: “Aún no se revelan algunos de los acuerdos alcanzados”

Es realmente preocupante que ya nos hayan “tomado la medida”, pues desde la exigencia de renegociar el TLC, donde literalmente fuimos obligados a sentarnos a recibir sus exigencias.

Opinión MTY COMENTARIO ECONÓMICO Marco A. Pérez Valtier
12/06/2019
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Marco Pérez Valtier
Marco Pérez ValtierFuente: Félix Vásquez

¿A qué se refiere el Presidente Trump? Básicamente a que México se comprometió (también) a comprar más productos agropecuarios a los agricultores norteamericanos, ya que él insiste que México ha “abusado” de la apertura y de la buena voluntad de ellos, y se han generado déficits comerciales que reflejan este comercio desigual, en perjuicio del campo norteamericano, sin embargo, nuestros negociadores niegan este “acuerdo”.

Otro punto importante, es que en los “Tweets” de Trump del día de ayer martes, señaló que sus amenazas de aranceles a las importaciones mexicanas, han mostrado una gran efectividad y ha conseguido que nuestro Gobierno se comprometa a hacer cosas que “Nunca ha hecho”.

Más aún, el lunes pasado amenazó al Congreso con imponer aranceles, si no aprobaban los acuerdos alcanzados, lo que pone de manifiesto que esta amenaza está siendo utilizada como moneda de cambio para conseguir todo lo que solicita.

Es realmente preocupante que ya nos hayan “tomado la medida”, pues desde la exigencia de renegociar el TLC, donde literalmente fuimos obligados a sentarnos a recibir sus exigencias, sin ni siquiera tener nosotros un Plan A, sobre qué negociar, (ya no digo un Plan B), y después de la humillación de separarnos de Canadá para imponernos (y nosotros aceptar) la solución de controversias en tribunales Norteamericanos (Capítulo 19) además de aceptar los incrementos en contenidos nacionales, entre otras cosas, mandamos una señal, fuerte y clara, que ellos mandaban y nosotros obedecíamos.

Ya encarrerados, les fue fácil incorporar medidas, a todas luces arbitrarias y excesivas, que se asemejan más a una Carta de Intención con el FMI, que a un Tratado Comercial, ya que incluyen compromisos para reformar la Legislación Laboral, (lo que ya se ha venido cumpliendo), No celebrar acuerdos comerciales con ciertos países, No subvaluar el Peso para fomentar exportaciones, y peor aún, incluyen visitas de “inspección” para constatar que estos acuerdos se cumplan cabalmente, muy parecidas a las “misiones” del FMI.

Nos impusieron aranceles unilaterales al Acero y al Aluminio que apenas hace poco acaban de eliminarse, a pesar de haber renegociado el nuevo tratado comercial, y posteriormente gravaron también al tomate mexicano, que aún sigue afectando a nuestras exportaciones, por lo que es prácticamente imposible esperar un trato justo ni legal, apegado a las Leyes y Tratados comerciales, por parte del Sr. Trump.

Si bien es cierto que desde el pasado 18 de diciembre México se comprometió con EUA a implementar un amplio programa de inversiones en Centro América y el Sureste de nuestro país, en concordancia con lo sugerido por la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), donde nuestro país invertiría 25 mil millones de dólares (que NO los tenemos) y se adquiría el compromiso de controlar y evitar los flujos migratorios hacia EUA, (cosa que tampoco hicimos) las invasiones de migrantes detonaron la ira de Trump.

Si recordamos también que el 20 de diciembre el Gobierno de EUA notificó formalmente a nuestro gobierno la intención de ejercer la disposición de su Ley Migratoria, que le permite expulsar (hacia México) a todos los inmigrantes ilegales, mientras sus jueces revisan las solicitudes de asilo, independientemente de su nacionalidad, a lo cual respondimos que aceptaríamos, pero solo en casos especiales y por motivos de humanidad, lo que denotaba ya, una derrota parcial, ahora ya lo hemos aceptado sin reserva alguna, es decir, les dimos la “Enchilada Completa”, incluyendo casa, comida, educación, empleo y seguridad social, con cargo a nuestros bolsillos.

Además de aceptar de facto ser Tercer País Seguro, de manera indefinida, aceptamos también que la flamante Guardia Nacional haga labores de “Border Patrol”, violando incluso su propia Ley, y aceptamos que nos “revisen” periódicamente, para que verifique EUA que estamos cooperando en los términos acordados, y que hemos hecho avances “Significativos” (a criterio de ellos, obviamente) so pena de imponer aranceles.

Finalmente, si tanto Demócratas como Republicanos no veían con buenos ojos el uso de aranceles, tanto por cuestiones legales como económicas, esta medida, de haber sido ordenada por Trump, lo más seguro es que hubiera sido rechazada por el Congreso Norteamericano y por sus Jueces, sin embargo, nos apresuramos a “negociar”, ya que para nuestra endeble economía, al borde de la recesión, esta medida, aunque efímera y pasajera, hubiera sentenciado las posibilidades de un crecimiento económico positivo en este 2019.

¿Viviremos ahora con una pistola en la cabeza?

El autor es especialista en estudios económicos y de finanzas públicas. Actualmente ocupa el cargo de Socio de Economía en Pérez Góngora y Asociados.

Opine usted: mperezv@perezgongora.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.