menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Inseguridad frena la inversión

COMPARTIR

···
menu-trigger

Inseguridad frena la inversión

bulletLa industria del acero enfrenta una situación complicada.

César Sánchez
14/11/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Buenos Aires, Argentina.- La incertidumbre y la inseguridad que se vive en México, son temas que generan desconfianza y frenan la inversión, señalaron directivos del sector acerero durante la clausura del Congreso Alacero 60 que ayer concluyó en esta ciudad.

“Una cuestión negativa es la incertidumbre de un nuevo gobierno de izquierda, y todavía no entendemos cómo van las cosas, creo que eso es lo que ha generado cierta desconfianza lo que es negativo, pero también tenemos cosas positivas”, expresó Raúl Gutiérrez Muguerza, director de Deacero en un panel de directores, durante el Congreso de la Asociación Latinoamericana del Acero.

Por su parte, Máximo Vedoya, director general de Ternium y presidente de Alacero, señaló que el tema de la inseguridad desalienta la inversión en cualquier país y en México es un problema que tiene por lo menos 20 años.

“Creo que el nuevo gobierno está trabajando en encontrar la solución, ya que en el pasado las soluciones que se implantaron no tuvieron éxito”, expresó.

Ambos empresarios coincidieron que la industria del acero enfrenta una situación complicada, donde en 2018 y 2019 el consumo de acero en México caerá 3.5 por ciento cada año, además la economía tendrá crecimiento cero este año y para el 2020 se espera un avance máximo de uno por ciento en el PIB.

En el negocio de largos (varilla, alambrón y perfiles) el panorama es más complicado que en planos, debido a que la infraestructura se ha caído y hay pocos proyectos en el país, entre ellos el Tren Maya, el Aeropuerto de Santa Lucía y algunos otros, pero son relativamente pequeños y generan poco consumo de acero, comentó Gutiérrez.

Vedoya y Gutiérrez Muguerza, coincidieron que hay factores positivos que pueden reactivar la demanda de acero en los próximos años, como la sustitución de importaciones en aceros planos, la firma del nuevo T-MEC, el rezago en infraestructura y la guerra comercial entre Estados Unidos (EU) y China, que puede ser una gran oportunidad para México porque por la cercanía y por las cadenas de valor que ya existen, se pueden sustituir muchas de las importaciones que hace EU con inversión en México.

Gutiérrez Muguerza destacó que México tiene un déficit con China de 75 mil millones de dólares, por lo que con la guerra comercial con EU, México puede sustituir una gran parte de esas importaciones; si logra sustituir 20 mil millones es una gran cantidad de economía que se genera.

Otro punto positivo es la política industrial, indicó, donde están pidiendo que el contenido nacional de acero en obras de gobierno se eleve hasta el 100 por ciento, “que no puedan usar tubería china, si es un proyecto de CFE”, mencionó.

Vedoya destacó que la construcción de infraestructura podría encauzar de vuelta el crecimiento en el acero, ya que hay un déficit enorme de infraestructura y el gobierno de AMLO se está dando cuenta y hay muchas empresas dispuestas a invertir en México si este sector se abre a la industria privada.

Añadió que el nuevo T-MEC, que depende de los demócratas en Estados Unidos si se firma o no, traerá ventajas a México porque traerá una mayor integración para la industria.

“Para que un automóvil, un refrigerador, un transformador, sea considerado parte del T-MEC debe tener una muchísima mayor integración que el viejo Nafta”, explicó el también presidente de la Canacero.

Vedoya destacó las inversiones que están haciendo en la industria del acero en México, Ternium, ArcelorMittal y otras empresas, las cuales están dirigidas a sustituir parte de las seis millones de toneladas de aceros planos que el país importa, aunque el mercado está cayendo.