Ingresos presupuestarios y supuestos macroeconómicos para el 2020
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Ingresos presupuestarios y supuestos macroeconómicos para el 2020

COMPARTIR

···

Ingresos presupuestarios y supuestos macroeconómicos para el 2020

Los ingresos por financiamientos subirían en 8.3 por ciento, pasando de 539.9 mmp a 584.5 mmp.

Opinión MTY COMENTARIO ECONÓMICO Marco A. Pérez Valtier
11/09/2019
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Marco Pérez Valtier
Marco Pérez ValtierFuente: Félix Vásquez

Para proyectar los Ingresos Presupuestarios que estima recaudar el Gobierno Federal para el próximo año, primeramente proyecta los ingresos que espera recibir durante el presente año, y posteriormente les aplica los factores de escalación como son el crecimiento del PIB y la inflación estimada para el próximo año.

No obstante que en el último reporte trimestral de las finanzas públicas, al mes de junio de este año, se reportaba una importante minusvalía en ingresos presupuestales, superior a los 80 mil millones de pesos, aún después de tomar recursos del Fondo de Estabilización de Ingresos del Gobierno Federal, llama la atención que ahora estiman cerrar el año con ingresos incluso superiores a los aprobados en Ley de Ingresos (LIF), a pesar del estancamiento en el crecimiento de la economía.

De hecho, si bien los Ingresos Tributarios se reportaban inferiores a los considerados en LIF, (esto debido al menor crecimiento de la economía) son los Ingresos Petroleros los que más han caído, esto ocasionado por la menor extracción de hidrocarburos que está ocurriendo durante este año, la cual se estima sea inferior en unos 120 mil barriles diarios (6.5 por ciento menos que lo esperado).

De tal suerte, ahora se estima que los ingresos al cierre del año serán incluso superiores a los contemplados en LIF, por lo que los Ingresos “base” para escalarlos al siguiente año, podrían tener una sobre estimación que rondaría los 80 mil millones de pesos que se reportaban como “minusvalía” con relación a los ingresos aprobados por el Congreso para el año en curso.

Ahora bien, pasando a los factores que harían subir los ingresos presupuestarios para 2020, se tiene que la SHCP vuelve a pronosticar un crecimiento del PIB (otra vez) del dos por ciento real para el próximo año, a pesar de que para 2019 vuelve a bajar el estimado de crecimiento a 0.9 por ciento, porcentaje incluso más optimista comparado contra pronósticos independientes que lo ubican entre 0.2 y 0.5 de crecimiento real para el año en curso.

Si consideramos que en los primeros seis meses del año el crecimiento de la economía ha sido prácticamente nulo, para que el crecimiento anual sea de 0.9 por ciento, como lo pronostica la SHCP, se debería crecer al 1.8 por ciento en el segundo semestre, y la verdad, pasados ya los meses de julio y agosto, con indicadores de desempeño económico incluso peores a los del primer semestre, como por ejemplo las ventas de autos, luce complicado que se materialice, tanto el 0.9 por ciento para 2019, como el dos por ciento para el 2020.

De tal suerte, se proyecta que los Ingresos Presupuestarios crezcan 4.4 por ciento en términos nominales durante el próximo año, a pesar de que en 2020 no se espera que se utilicen ingresos del Fondo de Estabilización, que durante este año sumarán casi 130 mil millones de pesos, por lo que si descontamos estos “ingresos” el crecimiento nominal proyectado se eleva al 8.3 por ciento.

Los Ingresos Tributarios, excluyendo el IEPS a las gasolinas, se estima que crecerán en 2020 en un 3.2 por ciento en términos reales, tasa incluso superior al crecimiento proyectado de la economía, aduciendo mayor eficiencia recaudatoria y mayor combate a la evasión y a la elusión fiscal,

También llama la atención que se espera un importante crecimiento en la extracción de petróleo por parte de Pemex, ya que se proyecta que la extracción de hidrocarburos pase de unos mil 727 miles de barriles diarios estimados para este año, a unos mil 951 miles de barriles diarios para el próximo año, es decir, un incremento de 224 mil barriles diarios, equivalentes a un 13 por ciento de crecimiento.

No obstante los mayores ingresos propios proyectados para el próximo año, los ingresos por financiamientos subirían en 8.3 por ciento, pasando de 539.9 mmp a 584.5 mmp.

En resumen, las proyecciones de ingresos, tanto petroleros como tributarios, en ambos casos, para el cierre de año, como para 2020, lucen optimistas, y habría nuevamente riesgos de minusvalías, igual como las reportadas en este año 2019.

Obviamente, esto compromete el financiamiento de los ambiciosos programas de gasto social asistencial.

El autor es especialista en estudios económicos y de finanzas públicas. Actualmente ocupa el cargo de Socio de Economía en Pérez Góngora y Asociados.

Opine usted: mperezv@perezgongora.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.