¿Informes de gobierno?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Informes de gobierno?

COMPARTIR

···

¿Informes de gobierno?

Los líderes políticos hablarán de calles pavimentadas, kilos de basura recolectada, desayunos repartidos en las escuelas y luminarias reparadas o sustituidas.

Opinión MTY ASUNTOS PÚBLICOS S.a. Enrique Silva Téllez
05/09/2019
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Enrique Silva Téllez
Enrique Silva TéllezFuente: Cortesía

Llegó el momento. El gobernador del estado y los presidentes municipales se alistan a “informar” a un público que no está interesado en ser informado, pero que sí quiere resultados; a uno que se dará por informado cuando vea y viva las evidencias de los supuestos avances y logros.

Los alcaldes rendirán su primer “informe” y el gobernador su cuarto. Serán relatos llenos de números y frases hechas. Serán también exhortos a creer que las cosas marchan a pesar de que las evidencias dicen lo contrario.

Desde la cúspide política de cada municipio y desde la del Estado, hablarán los encargados de despacho de todo lo que prometieron que harían y de lo mucho que se ha avanzado. En un lenguaje unidireccional se dirigirán a muy pocos interesados. Sin duda hay cero entusiasmo por los informes.

Los líderes políticos hablarán de calles pavimentadas, kilos de basura recolectada, desayunos repartidos en las escuelas y luminarias reparadas o sustituidas.

Para entender lo que dirán hay que renunciar a la razón y dejarse llevar por la esperanza y la fe. Habrá que creerles (o ignorarlos como siempre), porque las evidencias contradicen en muchas ocasiones a sus palabras.

Seremos testigos de informes con un cínico desapego a la realidad, plenos de indulgencia y auto complasencia. Y cómo no, el ciudadano no reclamará y mucho menos exigirá.

Seremos testigos, como ya lo fuimos con el informe de López Obrador, de una enorme inconsistencia entre lo que dijo y lo que ha hecho. Escucharemos falsedades y verdades a medias, todas sustentadas por la certeza de que pocos lo leerán y menos lo analizarán.

Ante tanta información, comprobar o corroborar si es cierto o falso lo que dicen,es una tarea inútil. Todos los números y los datos que se celebrarán y aplaudirán por solo algunos, descansarán en paz, ya que muy pocos se interesarán o se tomarán la molestia de indagar si son ciertos, ¿para qué? No habría manera de hacerlo con la certeza de encontrar la realidad.

Los políticos que nos gobiernan se esmeran en decir que diariamente hacen lo que pueden con lo que tienen (y quizá sí); y que a pesar de las penurias presupuestales, han sido capaces de llevarnos a mejores condiciones de vida y de bienestar. En los informes no habrá espacio para algunos temas complejos ni realidades incómodas, pero sí mucho para los auto elogios. No serán diferentes a los de sus antecesores, aunque se esmeren en decir que sí. Pocos lo notarán porque ya es tradición que en los informes no se informe. No habrá manera de saber si son mejores o peores.

Ya se perdió el interés en sus palabras (si es que alguna vez lo hubo), porque los informes no tienen sentido, si no se presentan con honorabilidad y desde la visión de hombres de estado. Ya nos acostumbramos a ignorarlos porque sabemos que no actúan con respeto y menos con honor responsable.

El transporte público seguirá empeorando, las calles continuarán con pésimo pavimento, saturadas de autos, camiones chatarra y con los mismos baches, las calles obscuras seguirán estándolo y la basura seguirá acumulándose. Porque quienes debemos detener estas presentaciones de datos falsos y de verdades a medias estamos en la abulia total y en la desafección política.

En mi opinión, los informes son documentos sin interés para nadie. Lo son porque a esos materiales les falta algo muy importante: ser hechos desde la reflexión, el honor y respeto por los gobernados. Les falta mucha altura, y hasta entonces para mí son solo hojas de papel impresas.

El autor es Director de Focus Consulting Group y Presidente del Consejo de Ellas. ABP. Es analista de Asuntos Públicos y Opinión Pública y propietario de Vinos de Baja California y socio en EMC.

Opine usted: enriquesilva@focuscg.com.mx

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.