Indefinición del rumbo económico frena negocios
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Indefinición del rumbo económico frena negocios

COMPARTIR

···

Indefinición del rumbo económico frena negocios

Desarrollos de naves industriales y oficinas ajustan a la baja su tasa de crecimiento.

Esther Herrera
01/04/2019
Ajuste. La expectativa es hacia un menor crecimiento e inversión de los desarrolladores de parques industriales y oficinas.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La debilidad en la actividad económica, el retraso para ratificar el T-MEC y en general un ambiente de negocios que no termina de abonar a que aterricen inversiones han provocado un nuevo ajuste en la tasa de crecimiento de nuevos desarrollos industriales y de oficinas en la zona noreste del país.

De una estimación que se tenía para este año de cuatro por ciento de crecimiento se redujo a dos por ciento, dijo Sergio Reséndez, director general de la firma de bienes raíces Colliers International.

El inicio de este año ha sido a paso de tortuga. Todo parece indicar que la indefinición de proyectos, inversión pública y un ambiente de negocios que aliente las inversiones vive un periodo de “esperar, ver y vemos”.

Sí habrá crecimiento, pero moderado, la economía y los planes de inversión de las empresas van muy lento, reiteró el directivo.

Hay varios temas que están incidiendo en que la economía mexicana registre un crecimiento bajo.

Está el retraso de la ratificación del T-MEC; la amenaza lanzada por Donald Trump de cerrar la frontera con México; la guerra comercial entre Estados Unidos y China y un entorno económico en México débil.

Si bien es cierto que los proyectos de inversión aún no se han cancelado, la toma de decisiones ha sido de stand by.

Colliers International dijo que el sector de naves industriales y oficinas en la región crecía a tasas de 12 por ciento, pero desde el 2017 empezó a caer a ocho por ciento y en el 2018 cerró entre cuatro a cinco por ciento, una tasa que se estimaba repetir en este 2019, pero la realidad se impuso y se ajustó a un dos por ciento.

El poco crecimiento que se dará estará impulsado por el sector de logística y alimentos.

“Una vez que el propio gobierno federal empiece a dar señales claras hacia qué sectores apoyará o qué proyectos le dará prioridad, en esa medida las empresas también definirán sus proyectos de inversión”, indicó el directivo.

“Me preocupa un poco que todo esto se esté dando al mismo tiempo que sucede la desaceleración de la economía estadounidense porque después que el gobierno federal diga que apoyará la inversión privada sea demasiado tarde”, agregó.

Destacó que entre los temas que pudieran beneficiar a México está la guerra comercial entre Estados Unidos y China, además del encarecimiento de la manufactura en Europa y el potencial de empresas mexicanas volteando a invertir en Latinoamérica.

Consideró que lo anterior, podría revertir el rumbo y salvar un poco los efectos negativos que se tendrán por la debilidad en la economía mexicana.