Impacta COVID-19 a Cemex
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Impacta COVID-19 a Cemex

COMPARTIR

···
menu-trigger

Impacta COVID-19 a Cemex

bulletLa empresa informó que detendrán temporalmente la producción de la Planta Solid Cemex, ubicada en la ciudad de Antipolo, en Filipinas.

Arturo Bárcenas
23/03/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Como era de esperarse, siendo Cemex una de las principales cementeras a nivel internacional con operaciones en muchos países del mundo, ante el “aislamiento” que se está presentando en prácticamente todo el mundo por el surgimiento del COVID-19 la empresa registrará un impacto negativo por esta pandemia.

Algunas de las medidas que ha tomado la empresa para evitar que sus empleados se contagien de este virus incluye restringir todos los viajes relacionados con el trabajo, realizar preparativos para que los empleados puedan trabajar remotamente y optimizar el número de personas que están trabajando en sus instalaciones operativas y oficinas corporativas.

Alik García, analista de Intercam Banco, dijo que la empresa tomó la decisión voluntaria para interrumpir temporalmente la producción de la Planta Solid Cement ubicada en la ciudad de Antipolo, en Filipinas. Además, aclara que no puede garantizar que no adoptará medidas similares con respecto a sus otras instalaciones operativas.

“La planta que se planea cerrar temporalmente no es la más importante de Filipinas, ya que la planta APO cuenta con una capacidad cercana al doble respecto de ésta, pero que esta decisión, además de permitir cuidar al personal, ayudará a reducir sus costos fijos y acoplarse a la demanda temporalmente baja por efecto del coronavirus”, indicó García.

Agregó que Cemex también tomó la decisión de disponer de líneas de crédito existentes, para mejorar su posición general de liquidez en caso de perturbaciones en los mercados financieros y de capital.

En este sentido, García dijo que esto se trata de una previsión de la empresa por si se agota la liquidez en los mercados financieros.

“El abrupto freno en la actividad económica y en el ramo de la construcción a nivel global, tendrán un efecto negativo significativo en los volúmenes de venta de la empresa para este año”, comentó.

Sin embargo, destacó que a pesar de las complejidades del entorno y la contracción que ahora espera a nivel Ebitda para 2020, es posible prever de manera muy preliminar que Cemex mantenga una generación de flujo operativo todavía superior a los dos mil millones de dólares en este año lo que, adicional a los flujos por venta de activos y el retraso en inversiones, permitirán afrontar con holgura su carga por intereses de este año cercano a los 660 millones de dólares.

“Al final de cuentas, si bien consideramos que el riesgo implícito de la emisora es elevado, las valuaciones ofrecen un buen descuento, inclusive tomando en cuenta una perspectiva que no luce prometedora en los siguientes trimestres”, detalló.