Guillermo Godínez: No bajemos la guardia ante el Covid-19
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Guillermo Godínez: No bajemos la guardia ante el Covid-19

COMPARTIR

···
menu-trigger

Guillermo Godínez: No bajemos la guardia ante el Covid-19

bulletEs en estos momentos cuando se podría hacer un nuevo pico de contagios si la gente no hace caso y empieza a hacer reuniones o actividades grupales.

Opinión MTY CON-CIENCIA INMOBILIARIA Guillermo Godínez
11/05/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Guillermo Godínez Palma
Guillermo Godínez PalmaFuente: Cortesía

Este fin de semana una amiga que vive al poniente de la ciudad me platicó que en su fraccionamiento unos vecinos, de a unas cuantas casas hicieron una fiesta de cumpleaños para un niño con brincolín y demás juegos y que asistieron más de 10 personas a la “piñata”.

Su comentario me hizo reflexionar para la editorial de esta semana para hacerla sobre el Covid-19 y las formas en las que nos podemos contagiar cuando vivimos en un fraccionamiento o condominio.

Sé que ya vamos para casi dos meses de confinamiento o cuarentena y la gente se está hartando de estar encerrada y ya quieren tener vida social, pero es en estos momentos cuando se podría hacer un nuevo pico de contagios si la gente baja la guardia y empieza a hacer reuniones o actividades grupales.

He escuchado a personas que me dicen que ya están hartas y que ya no aguantan estar encerrados en sus casas.

Yo les digo que estás “encerrado” de una forma preferencial. Imagínate que estuvieras confinado en un país tercermundista en una celda donde solo cabe una cama individual y el lavabo y la ventana es muy pequeña y está a dos metros de altura.

Con un clima tropical con una temperatura alta, excesiva humedad y zancudos y mosquitos asechándote día y noche. ¡Eso sí es como para hartarse!

Pero estás en tu casa, tienes cocina, baño, regadera para bañarte al momento que lo desees, televisión, música, computadora e internet.

Creo que hay mucha gente que está chiflada o haciendo berrinche por no salir, cuando el estar encerrado te está permitiendo que no te infectes con el virus.

Es por eso que a continuación les enlistaré una serie de puntos que deben de tomar en cuenta si viven en un fraccionamiento o una torre departamental:

1.- No tengas reuniones o juntas vecinales en estos tiempos. No visites las viviendas de tus vecinos y no realices actividades deportivas o recreativas en grupo.

2.- Las áreas comunes deben limpiarse constantemente, más de lo cotidiano, como son las escaleras, patios, recepciones, los pasamanos, los botones de los elevadores, pasillos, estacionamientos, puertas y bancas.

3.- Recomiendan que los elevadores se utilicen solamente un tercio de su capacidad de gente por cada viaje.

4.- A cada momento que puedas dentro de tu casa debes de lavar y desinfectar cualquier superficie, muebles y aparatos eléctricos. En especial los de uso más frecuente.

5.- Los trapos que uses para limpiar debes lavarlos y de preferencia sumergirlos unos 15 minutos aproximadamente en una solución que contenga cloro.

6.- Se recomienda que eviten el acceso a gente que muestre signos o síntomas como tos, fiebre, o estornudos.

¡Aguas! Esto no significa que se inicie una cacería de brujas y que creas tener el control total del acceso a los que van al condominio. Como algunas pancartas que he visto que invitan a vecinos a cambiar de residencia por el hecho de ser doctores, enfermeras o que su trabajo requiere de atender público.

7.- Obvio poner dispensadores de gel antibacterial en la recepción de la torre. Pero seamos prudentes con su uso. Me ha tocado ver gente que como es un gel gratuito en la tienda se ponen dos o tres aplicaciones y hasta en los codos se lo untan.

8.- Y por último como ahorita las entregas a domicilio de comida y paqueterías están a la orden del día, lo recomendable es que el inquilino lo reciba en la puerta del edificio y que no entre el mensajero.

Espero que estos consejos que ya se están practicando en algunos desarrollos sean de su provecho.

Nos vemos hasta la próxima y no bajen la guardia.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.