Guillermo Godínez: La mujer en la industria inmobiliaria
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Guillermo Godínez: La mujer en la industria inmobiliaria

COMPARTIR

···
menu-trigger

Guillermo Godínez: La mujer en la industria inmobiliaria

bulletSegún datos del INEGI actualmente el 70 por ciento, es decir la mayoría de la fuerza activa o ejecutora son mujeres.

Opinión MTY con-ciencia inmobiliaria Guillermo Godínez
09/03/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Guillermo Godínez
Guillermo GodínezFuente: Cortesía

Coincidentemente hoy que es el famoso 9 de marzo “Un día sin mujeres” en México me gustaría platicarles sobre la participación de ellas en el sector inmobiliario.

Me voy a enfocar solamente a nivel estatal para que se den una idea y además si se considera en estos momentos a nivel nacional a Monterrey como la capital de los inmuebles, pues estaré tomando un buen ejemplo del tema.

Actualmente existen, según datos del INEGI, unas 12 mil personas que se dedican al corretaje inmobiliario en nuestra ciudad, de las cuales ocho mil 400 son mujeres, es decir el 70 por ciento.

Muchas brockers son dueñas de sus propias agencias inmobiliarias y la mayoría de la fuerza activa o ejecutora en esta industria son mujeres.

Según la Asociación de Bancos de México hoy en día las solicitudes de créditos hipotecarios por parte de mujeres van en aumento y representan entre un 40 y un 45 por ciento de los préstamos para la compra de una vivienda residencial.

La participación de la mujer en la economía familiar ha ido en aumento y es más fuerte su aportación económica. Corredores inmobiliarios me comentan que la demanda de viviendas por parte de mujeres solteras, divorciadas, viudas y madres solteras cada vez es mas grande.

En el tema del corretaje las mujeres son más detallistas con las áreas de los inmuebles al ver áreas, acabados, beneficios o desventajas, que dicen que un corredor hombre no los vería o los pasaría por alto. Ya sean como clientes o brockers se fijan en los acabados, los clósets, la cocina, la lavandería, es decir lo checan todo.

Pero ese ojo clínico que tienen las mujeres tiene su beneficio, pues esos detalles que reconocen y que para un hombre pasan por alto pueden llegar a pagar hasta un 10 por ciento más por ellos en el valor de la propiedad.

En el caso del hombre, ya sea como cliente o como brocker se dice que son estructurados, pragmáticos y se fijan en los detalles fríos como los números del inmueble, por ejemplo metros del terreno, de construcción y precio.

En los cursos y capacitaciones que se ofrecen en la ciudad en materia inmobiliaria regularmente dos tercios son mujeres y el otro tercio son hombres.

En Nuevo León hace no más de dos años la AMPI tuvo por primera vez en sus treinta y tantos años de existir a una mujer como presidenta y me refiero a Bella Leal y ha sido para mi, que conozco a los de la asociación desde 1992 como una de las mejores administraciones que han tenido.

En aquellos tiempos el noventa por ciento de los brockers eran hombres y de las primeras que iniciaron en este sector son María Jasso, Martha García, Laura Arredondo, Elvira Rocha y Elvia Godínez y conste que no es pariente. ¡Imagínense! Cinco mujeres y el resto eran hombres en los eventos, reuniones y juntas de la AMPI, Nuevo León en esos tiempos.

Enhorabuena a todas las mujeres que participan en el sector inmobiliario y gracias por ese ojo tan analítico y cuidar siempre todos los detalles.

Nos vemos hasta la próxima…

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.