Francisco Gutiérrez: Liderazgo en tiempos de COVID-19
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Francisco Gutiérrez: Liderazgo en tiempos de COVID-19

COMPARTIR

···
menu-trigger

Francisco Gutiérrez: Liderazgo en tiempos de COVID-19

bulletSe necesita de un buen líder que saque lo mejor de la gente para que cambien el pensamiento de esta crisis.

Opinión MTY ESPACIO IMMEX Francisco Gutiérrez
24/03/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
José Francisco Gutiérrez Gallegos
José Francisco Gutiérrez GallegosFuente: Cortesía

En tiempos de crisis como la que estamos viviendo con el COVID-19 necesitamos de líderes estratégicos con visión, claros en su comunicación y con enfoque humanista que logre contagiar de entusiasmos a su equipo, a pesar de la incertidumbre, logrando liberar la energía positiva transformadora de su equipo enfocado a un propósito mayor, identificando y potencializando al máximo de cada una de las personas de su equipo, estimulando el entusiasmo y las acciones de cada uno de los integrantes, para lograr resultados extraordinarios que mitiguen o minimicen los impactos, dirigiendo y alineando a sus colaboradores, al propósito mayor de asegurar al recurso más valioso, el ser humano y con la misma proporción en la continuidad de las operaciones.

Se necesitan de liderazgos que cambien el pensamiento de la gente en esta crisis con un enfoque de: “Tenemos que trabajar por un pensamiento positivo de valorar la oportunidad de trabajar y colaborar para salir de esta situación”.

Una forma de lograrlo es mostrando los comportamientos que sirvan de ejemplo a todo el entorno, es decir liderar con la predicación del ejemplo, por lo que recomiendo lo siguiente:

-Comunica en tiempo y forma el propósito de tu trabajo, la importancia de hacerlo y como este transformar ayudará a mitigar la crisis. Explica cómo tu trabajo contribuye al logro de esta meta.

-Vive los valores, en su día a día, el líder entiende que éstos son los que sostienen el esfuerzo que se necesita para cumplir y se comporta como quiere que los demás se comporten.

-Involucra a tu equipo para que en conjunto se definan las acciones necesarias, entiende que las personas apoyan todo aquello que ayudan a crear.

-Inspira a la gente para que se sienta orgullosa, aún en tiempos de incertidumbre.

-El equipo se lidera con respeto y empatía, valora a cada integrante como persona, entendiendo que cada uno tiene sus pensamientos, sentimientos y miedos propios, este es el mecanismo más poderoso ya que le permite al líder entender qué espera cada uno de sus colaboradores de él.

-El líder genera estrategias y asigna tareas a su equipo, los reta, les permite actuar y lo más importante los mueve hacia acciones que ayuden a cuidar a la gente y mantener la continuidad de los procesos, “consientes pero sin incertidumbre”.

-El líder crea mecanismos para escuchar a todos sus colaboradores y con empatía conversa con cada uno de ellos para que mantengan su fe y positivismo tan necesarios en una crisis.

-El líder alienta a todos a seguir adelante, reconoce no solo el resultado sino con más relevancia también el progreso, es un promotor del reconocimiento como mecanismo de impulso entre los individuos, cree firmemente que reconocer es un “don de Dios” que se nos regaló para repartirlo entre nosotros mismos.

Todos estos puntos suenan muy sencillos pero la realidad es que esta crisis mundial nos dará la oportunidad de florecer el liderazgo de transformadores y sacará lo mejor de la gente, si tu propósito mayor es transformar vidas para hacer un mundo mejor, esta es la oportunidad de mostrar con acciones que tú puedes hacer la diferencia.

El Autor es Shingo [A1] Alumni y lean Manager de Osram planta Monterrey, colabora como asesor del Comité de Excelencia operacional de Index Nuevo león.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.