¿Entrará la economía mexicana en estanflación?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Entrará la economía mexicana en estanflación?

COMPARTIR

···

¿Entrará la economía mexicana en estanflación?

Parece que la economía nacional está entrando en el peor de los dos mundos, con una contracción de la economía con presiones inflacionarias.

Opinión MTY Visión Económica Jesús Garza
16/05/2019
Actualización 16/05/2019 - 13:11
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Jesús Garza
Jesús GarzaFuente: Cortesía

La economía mexicana cayó 0.2 por ciento durante el primer trimestre del año, confirmando el mal momento que vive la economía. El sector industrial entró en recesión técnica, es decir, dos trimestres consecutivos con crecimientos negativos. Además, el sector de servicios comenzó a desacelerarse. Así, las expectativas de crecimiento del país se han revisado de nuevo a la baja. En un entorno de desaceleración económica se esperaría que los precios disminuyeran debido a una menor demanda de bienes y servicios. Sin embargo, la inflación está sorprendiendo al alza.

En abril, la inflación se ubicó en 4.4 por ciento anual, revirtiendo la tendencia a la baja de los precios al consumidor. Más preocupante es que la inflación subyacente se elevó a niveles cercanos al rango superior de tolerancia del Banco de México.

En el mismo periodo de tiempo el peso ha experimentado una apreciación real, resultado de mayores flujos de capitales en cartera, sobre todo en bonos. La prima de riesgo de los bonos mexicanos resulta muy atractiva para los inversionistas internacionales, sobre todo en un entorno donde la Reserva Federal ha señalado que no habrá mayores alzas a la tasa de interés de ese país en lo que resta del año. Una apreciación de la moneda normalmente se refleja en menores precios domésticos al abaratarse los insumos importados para la actividad económica nacional, situación que no ha sucedido.

Así, parece que la economía nacional está entrando en el peor de los dos mundos, con una contracción de la economía con presiones inflacionarias. El principal motivo detrás de la aceleración de los precios al consumidor es la reciente alza en los salarios contractuales por encima del nivel de productividad. Adicionalmente, los bloqueos al transporte de bienes en ciertos estados de la república y el desabasto de gasolinas y diésel, contribuyeron con mayores costos de producción.

Hacia adelante será muy importante para el Banco de México seguir de cerca a la evolución de la inflación. Existen riesgos adicionales a considerar que podrían perjudicar aún más a los precios al consumidor. Primero, por la situación de las finanzas públicas. Recordemos que los estimados de recaudación se realizaron con un estimado de dos por ciento anual. Es probable que la economía crezca solamente a uno por ciento en un entorno de finanzas públicas muy ajustado. Por otro lado, es probable que las calificadoras castiguen al país elevando su nivel de riesgo. Lo anterior podría perjudicar al tipo de cambio y generar presiones inflacionarias adicionales.

Así, es muy probable que Banxico decida mantener la tasa de interés objetivo inalterada a lo largo del año. Será muy importante que la autoridad monetaria continúe reafirmando su objetivo de mantener una inflación bajo control.

El autor es director general y fundador de Soluciones Financieras GAMMA y profesor de Economía y Finanzas en EGADE Business School. Cuenta con una maestría en Economía Financiera y doctorado en Finanzas, ambas por la Universidad de Essex en el Reino Unido.

Opine usted: jgarzagg@gmail.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.