Nuevo León está “enfermo” de diabetes e hipertensión
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Nuevo León está “enfermo” de diabetes e hipertensión

COMPARTIR

···
menu-trigger

Nuevo León está “enfermo” de diabetes e hipertensión

bulletAlimentación, sedentarismo, tabaquismo y herencia son los factores que inciden.

Arturo Bárcenas
19/12/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Los malos hábitos alimenticios, el sedentarismo, el fumar y hasta el factor hereditario, están entre los parámetros que provocan la diabetes y la hipertensión arterial en el ser humano y al parecer la gente de Nuevo León no está evitando estos factores, pues cada vez más un mayor porcentaje de la población está propensa a padecer estas enfermedades.

Con base a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) 2018 publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el 12.6 por ciento de la población de Nuevo León de 20 años o más registró un diagnóstico médico previo de diabetes.

Lo anterior colocó a la entidad en el “top five” de esta enfermedad a nivel nacional, solamente por debajo de Campeche, que reportó un 14 por ciento; de Tamaulipas e Hidalgo, con un 12.8 por ciento cada uno; y la Ciudad de México, con un 12.7 por ciento.

El organismo señaló que a nivel nacional, el 10.3 por ciento de la población mayor a 20 años tuvo un diagnóstico previo de diabetes, lo que representó alrededor de 8.6 millones de individuos.

Especialistas de la salud indicaron que ante la falta de acciones preventivas, el número de personas que padecen esta enfermedad va en aumento año con año.

“La diabetes tipo 2 es una condición que no tiene cura, crónica y multifactorial, entre estos factores de riesgo hay algunos que no son modificables como tener o haber tenido familiares directos con este padecimiento, ser de raza hispana o latina o tener más de 40 años, aunque también influyen algunos factores que sí son modificables como el estilo de vida sedentario, la alimentación no saludable, el sobrepeso o la obesidad y fumar, entre otros” señaló Beatriz Portilla Camacho, coordinadora Web de la Federación Mexicana de Diabetes, A.C.

En cuanto a la hipertensión arterial, la encuesta halló que el 19.2 por ciento de la población de Nuevo León de 20 años o más resultó con un diagnóstico previo, con lo que se ubicó en la posición número 10 entre las entidades con el porcentaje más alto.

A nivel nacional este porcentaje se ubicó en 18.4 por ciento, es decir, cerca de 15.2 millones de personas en el país padecen esta enfermedad.

Hugo López Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, calificó como una “mala noticia” que en enfermedades crónicas, México continúa con una trayectoria ascendente, lo que impacta en la mortalidad y reducción de esperanza de vida de un país.

Información del Inegi indica que durante el año pasado, la principal causa de muerte en Nuevo León fueron los problemas del corazón, que registraron poco más de 11 mil defunciones, mientras que la diabetes es la segunda, con un total de tres mil 225 muertes por esta causa.

Portilla Camacho indicó que se calcula que un paciente con diabetes en control gasta anualmente 88 mil 24 pesos entre material médico como medidor de glucosa, tiras y lancetas para medir sus niveles de azúcar, insulina, jeringas, medicamentos orales, visitas al médico general y con los especialistas (oftalmólogo, endocrinólogo, podólogo, nutriólogo, psicólogo y odontólogo), además de análisis clínicos.

Mientras que un paciente sin control, que además tiene complicaciones gasta al año un total de un millón 163 mil 28 pesos, puesto que además de gastar en lo anterior, debe pagar revisiones médicas con otros especialistas, medicamentos para las comorbilidades, cirugías y algunos estudios clínicos más específicos.

El organismo Alianza por la Salud Alimentaria dijo que el costo de la diabetes para nuestro país suma cientos de millones de dólares al año, pues en el 2016 el IMSS gastó 315 millones de dólares (mdd), el ISSSTE 89 mdd y la Secretaría de Salud 209 mdd.