Empresas Familiares: Megatendencias 2028
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Empresas Familiares: Megatendencias 2028

COMPARTIR

···
menu-trigger
Monterrey

Empresas Familiares: Megatendencias 2028

bulletOPINIÓN. Estos factores tendrán un efecto en la evolución de la empresa familiar, no sólo en el 2018, sino en los próximos 10 años.

EMPRESAS FAMILIARESRosa Nelly Trevinyo-Rodríguezrosanelly@trevinyorodriguez.comFacebook: /doctoratrevinyoTwitter: @doctoratrevinyoPag web: www.trevinyorodriguez.com
24/01/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

En el terreno familiar-empresarial, hemos detectado en los últimos años tendencias que tendrán un efecto en la evolución de la empresa familiar, no sólo en el 2018, sino en los próximos 10 años. ¿Quiere conocerlas?

1.- De EL Jefe al Equipo Directivo.
La idea de un jefe omnipotente que todo lo sabe ha quedado obsoleta. Las empresas necesitan equipos directivos. Y, los negocios familiares tienen una ventaja: los equipos directivos se dan por naturaleza especialmente a partir de la segunda generación—hermanos trabajando juntos. No obstante, el reto radica en que los egos no se inflen, el poder no corrompa, los intereses no cambien y todos tengan capacidad suficiente y trabajen duro. Obviamente, la comunicación, el respeto, las reglas claras y la confianza se vuelven indispensables.

En este decenio, veremos cada vez más empresas familiares lideradas por grupos de hermanos o primos colaborando en la dirección. La labor será formarlos para que puedan tomar decisiones colegiadas, seleccionarlos adecuadamente (aporte de valor) y estructurar la organización para que no “choquen” y den resultados. Adicionalmente, debemos dejarles claro que el respeto al patrimonio ajeno—y compartido—es la paz.

2.- De Postergar la Sucesión a Dirigir Nuevos Proyectos.
Gracias a los avances médicos, hoy vivimos más y mejor. Anteriormente, los fundadores solían retirarse porque se morían o enfermaban. Hoy, suelen quedarse más tiempo en la dirección y/o cerca de ella. Y, aún y cuando esto puede representar un acierto en algunos casos, la mayoría de las veces suele convertirse en el “Síndrome del Príncipe Carlos” (sí, Carlos de Inglaterra…).

En consecuencia, y para no postergar o sabotear la sucesión ejecutiva, es fundamental que existan nuevos roles y proyectos para los predecesores. Al final de cuentas, la experiencia y las redes de contactos que éstos tienen son invaluables. Y su vida depende, en gran medida, de que estén activos.

Por ello, en los próximos años comenzaremos a ver cómo más fundadores se involucran en roles sociales como líderes de fundaciones o representantes del negocio en actividades empresariales. También los veremos iniciando nuevas empresas o gestionando la oficina de la familia. ¡Actividad, actividad, actividad!

3.- Del Colectivismo Familiar al Individualismo y la Riqueza.
Cuando hablamos de miembros de la siguiente generación, se visualizan varias tendencias: 1) un alto nivel de individualismo; 2) un soporte económico familiar más holgado; 3) la necesidad de calidad de vida; 4) la inmediatez; y 5) un conocimiento tecnológico profundo—apps, gadgets, redes.

Bien encauzadas, la pasión por proyectos propios, el apoyo económico de los padres, la flexibilidad para gestionar “su” tiempo y la idea de lograr cosas rápido, pueden llevar a los miembros de siguiente generación a nutrir su espíritu emprendedor, impulsar la creación de nuevos negocios, y a utilizar el flex-time y las tecnologías para facilitar la operación. 

Mal encauzados, preocuparse sólo por sus intereses, acudir a la ley del mínimo esfuerzo y querer ser señores antes de ser trabajadores, puede dar como resultado una generación de parásitos y “ninis ricos”…

El reto: Formar empresarios y buenos accionistas.

¡No te pierdas, en 15 días, la segunda parte de estas Megatendencias!
Continuará…

La autora es Socia de Trevinyo-Rodriguez & Asociados, Fundadora del Centro de Empresas Familiares del TEC de Monterrey y Miembro del Consejo de Empresas Familiares en el sector Minero, Petrolero y de Retail.

,
Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.