Empresa Familiar: Perspectivas 2019
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Empresa Familiar: Perspectivas 2019

COMPARTIR

···
menu-trigger

Empresa Familiar: Perspectivas 2019

bulletSer emprendedor no es fácil. Y ser emprendedor en México en tiempos de volatilidad económica, política y social, menos.

Opinión MTY empresas familiares Rosa Nelly Trevinyo- Rodríguez
26/12/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Placeholder block
Rosa Nelly Trevinyo-RodríguezFuente: Cortesía

Mucho se habla de que en el 2019 México crecerá menos. Y es que, existen elementos nacionales, pero sobretodo, internacionales, que pudieran influir en que se diera una desaceleración o una leve recesión en nuestra economía.

Si a esto le agregamos que el tipo de cambio seguirá a la alza, las tasas de interés continuarán fluctuando, las relaciones comerciales entre países se mantendrán tirantes y las complejidades sociales se acentuarán, podemos esperar que el 2019 esté lleno de retos… Y por lo mismo, también de OPORTUNIDADES.

Precisamente por ello, y para que las familias empresarias puedan aprovecharlas mejor, aquí les comparto 4 tendencias que marcarán el rumbo en este nuevo ciclo.

Número 1: Más Emprendedores con Apoyo Familiar e Intra-emprendedores.

Ser emprendedor no es fácil. Y ser emprendedor en México en tiempos de volatilidad económica, política y social, menos… Por ello, este 2019 comenzaremos a ver menos emprendedores en solitario.

Y es que, para minimizar el endeudamiento y contar con una red de seguridad que les otorgue conocimiento, contactos y soporte empresarial en la gestión y toma de decisiones, los miembros de siguiente generación solicitarán acceso a “fondos familiares para nuevos emprendimientos” o en su defecto, se decantarán por intra-emprender en los negocios ya establecidos. En este 2019, la cautela, la guía (conocimiento), la infraestructura y el soporte económico serán indispensables para acotar los riesgos y elevar las probabilidades de éxito.

Número 2: Más y Mejores Oficinas Familiares.

Dadas las circunstancias económicas a nivel nacional e internacional, cada vez será mayor la necesidad de manejar de forma profesional y organizada el patrimonio de la familia. Por ello, se tenderá no sólo a racionalizar el consumo y a tratar de limitar el endeudamiento, sino también a realizar pools de inversión y a impulsar proyectos patrimoniales compartidos.

Así, de manera formal o informal, comenzarán a nacer y/o a profesionalizarse las oficinas familiares (family offices). Se trata de cuidar la economía familiar y de coordinar de la mejor forma posible múltiples recursos y servicios personales-familiares-empresariales i.e. activos financieros, bienes raíces, inversiones empresariales, declaraciones fiscales, asuntos legales, formación de miembros de siguiente generación, etc.

Número 3: Más Inversión en Tecnología, Optimización y Crecimiento Internacional.

Cuando se pronostican crecimientos conservadores a nivel empresarial es cuando más se debe trabajar en reorganizar la estructura, los procesos, sistemas y controles... Es momento de revisar cómo funciona el modelo de negocio—de mapearlo y mejorarlo.

Este 2019 será un año para desarrollar capacidades digitales, implementar tecnologías que permitan analizar los comportamientos de los consumidores, controlar y optimizar los procesos y pavimentar el camino hacia la internacionalización. Obviamente a lo largo de esta ruta habrá que limitar el endeudamiento, y en caso de realizarlo, asegurarse de que sea a tasas fijas.

Número 4: Más Consciencia de la Realidad Social.

El nuevo año traerá consigo no sólo más participación por parte de las familias empresarias en gestiones de cabildeo político, sino también, un mayor involucramiento de sus miembros en organizaciones ciudadanas y causas sociales/filantrópicas. Para lograr un mayor impacto, será indispensable que las familias se coordinen (enfoque en un número reducido de causas sociales), elijan las batallas de cabildeo cuidadosamente y consideren la realidad social de (in)seguridad que enfrenta el país.

En conclusión, la previsión a futuro (planificación), el trabajo conjunto (visión, labor e inversiones), la creatividad (innovación y optimización), el conocimiento (tradición, oficio y capacitación) y la disciplina (excelencia y tenacidad) serán elementos clave para aprovechar y potenciar al máximo las coyunturas que nos regala este 2019. ¡Adelante!

¡Un feliz y venturoso inicio de año!

La autora es socia de Trevinyo-Rodríguez & Asociados, Fundadora del Centro de Empresas Familiares del TEC de Monterrey y miembro del Consejo de Empresas Familiares en el sector Médico, Petrolero y de Retail.

Opine usted: rosanelly@trevinyorodriguez.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.