El Programa de Auto-regularización de la “Ley Anti-Lavado”
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El Programa de Auto-regularización de la “Ley Anti-Lavado”

COMPARTIR

···
menu-trigger

El Programa de Auto-regularización de la “Ley Anti-Lavado”

bulletLas multas por incumplimiento que han implementado las autoridades fiscales son considerables, en algunos casos superan los 50 millones de pesos.

Opinión MTY Espacio IMMEX Jesús Sánchez Valderrama
08/03/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Jesús Sánchez Valderrama
Jesús Sánchez ValderramaFuente: Cortesía

Uno de los tres aspectos más relevantes que se incluyeron en la Ley de Ingresos para el Ejercicio Fiscal de 2019, es El Programa de Auto-Regularización de Obligaciones en materia de Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recurso de Procedencia Ilícita, denominada comúnmente como Ley Anti-Lavado.

La Ley Anti-Lavado entró en vigor el 1 de julio de 2013, en la cual se establecieron, entre otras, las obligaciones para los particulares de identificar, y en ciertos casos, informar a la Unidad de Inteligencia Financiera, la realización de operaciones que actualizan el supuesto de actividad vulnerable de dicha Ley; ello, mediante la presentación de Avisos, así como las obligaciones previstas en las Reglas de carácter general.

Entre las actividades más comunes y vulnerables que deben tomar en cuenta las empresas IMMEX, se encuentran: la actividad de Construcción o Desarrollo Inmobiliario; el arrendamiento de bienes inmuebles (revisar el umbral del importe de renta); el otorgamiento de préstamos o créditos (que sean realizados por sujetos distintos a las Entidades Financieras) y la prestación de servicios profesionales, de manera independiente, sin que se obtenga una relación laboral con el cliente, entre otras: el manejo de cuentas bancarias, de ahorro o de valores; la administración y manejo de recursos de sus clientes.

Programa de Auto-Regularización

Como asesor fiscal de INDEX, considero importante que las empresas de Nuevo León se encuentren informadas del beneficio que establece la Ley de Ingresos para 2019, el cual consistente en la implementación de una campaña de auto regularización en cuanto al cumplimiento de la Ley Anti-Lavado, particularmente por lo que hace la presentación de Avisos o Informes que establece esta legislación.

Con ello se otorga la posibilidad de subsanar incumplimientos incurridos durante el periodo de 1 de julio de 2013 al 31 de diciembre de 2018, con la posibilidad de que se te condonen multas ya impuestas, o bien si aún no has sido sujeto a revisión por parte de la autoridad fiscal no te podrán determinar sanciones por incumplimiento durante el programa de auto regularización.

Para acceder al programa de Auto-Regularización, los requisitos son los siguientes:

Obtener Autorización por parte del SAT y encontrarse al corriente con sus obligaciones de la Ley Anti-Lavado en el 2019.

Se recomienda que se realice de forma directa o través de un especialista, una revisión de las actividades, esto con la finalidad de determinar si alguna de las actividades que se realicen actualiza el supuesto de actividad vulnerable; efectuar un análisis de cumplimiento de las obligaciones en materia de Anti-Lavado, para determinar si resulta necesario solicitar la autorización del SAT para la implementación del programa de auto regularización previsto en el Artículo Transitorio Décimo Cuarto del Decreto y Cumplir con las obligaciones del año 2019.

Las multas por incumplimiento que han implementado las autoridades fiscales son considerables, en algunos casos superan los 50 millones de pesos. Se contempla que este nuevo gobierno intensifique la revisión al cumplimiento a dicha Ley.

El autor es Asesor fiscal de Index Nuevo León y Socio de PolancoSavá Abogados, S.C.

Opine usted: servicios@indexnuevoleon.org.mx

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.