El poder de la democracia en la Esfera Comunitaria
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El poder de la democracia en la Esfera Comunitaria

COMPARTIR

···

El poder de la democracia en la Esfera Comunitaria

La búsqueda de una solución a los temas de interés público y se sustenta en la democracia deliberativa.

Opinión MTY ESFERA COMUNITARIA Édgar Rivera
14/01/2019
Actualización 14/01/2019 - 8:40
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Placeholder block
Édgar RiveraFuente: Félix Vásquez

Hoy en este espacio, que inicio y al cual denominaré Esfera Comunitaria, le doy la más cordial bienvenida a todo aquel lector y seguidor de los temas de interés público o común a los que se enfrentan en forma diaria, no sólo ellos sino todas las personas que nos activamos y cobramos forma como actores relevantes en la comunidad que vivimos, misma que opera como una democracia; es decir, como una forma de gobierno del Estado en donde el poder es ejercido por el pueblo, conocido como la gente o la ciudadanía, que está respaldada por mecanismos legítimos de participación en la toma de decisiones.

El modelo de análisis de información y de sustento de opinión que utilizaré en este espacio está referido al que ha utilizado el sociólogo y filósofo alemán Jürgen Habermas, nacido en Düsseldorf, Alemania en 1929, y quien es el principal representante de la “segunda generación” de la Escuela de Frankfurt.

Bajo la visión de Habermass en una comunidad o democracia, tipo como una gran Esfera Comunitaria, existen otras tres esferas que interactúan entre sí para definir, y en todo caso participar, en la Agenda Pública o Común que les atañe. Así, una es la Esfera del Mercado, en donde se encuentran todas las empresas locales, nacionales e internacionales, ya sean pequeñas, medianas o grandes las cuales tienen sus temas de interés a seguir; otra es la Esfera del Gobierno en donde operan los diferentes entes y autoridades municipales, estatales o federales, legitimados por la ciudadanía, que le dan el servicio público en forma temporal, bajo un marco legal, a todos las personas y comunidades, y finalmente la Esfera de la Sociedad Civil, en donde se ubican precisamente todas las personas o ciudadanos en forma individual, mismos que al organizarse en grupos o sociedades bajo un fin común cobran fuerza y se hacen escuchar.

La interacción que sucede entre estos tres grupos integra lo que se conoce como la Esfera Comunitaria, no sólo de Monterrey, sino también de México y el mundo.

Cabe destacar que la búsqueda de una solución a los temas de interés público o común, se sustenta en la democracia deliberativa, que designa un modelo normativo –un ideal regulativo– que busca complementar la adopción de un procedimiento colectivo de toma de decisiones que incluya la participación activa de todos los potencialmente afectados por tales decisiones, y que estaría basado en el principio de la deliberación, que implica la argumentación y discusión pública de sus diversas propuestas (Juan Carlos Velasco: Democracia y deliberación pública”, en Confluencia XXI, nº 6 (2009), pág. 75.)

En este espacio cada quince días, le compartiré una opinión sobre las acciones que lleven a cabo los diferentes actores y participantes de la Esfera Comunitaria regiomontana, nacional y hasta internacional, en el caso de que tengan algún impacto o relación entre sí.

Lo invito a participar en este espacio en donde con gusto recibiré sus comentarios y aportes sobre los diferentes asuntos que se desarrollen en la agenda pública.

El compromiso que adquirimos desde ahora en esta columna no solamente es crítico, sino más bien propositivo para tratar de hacer, desde este frente de opinión, propuestas que den o intenten solucionar los temas de la agenda pública que nos debe interesar a todos como ciudadanos que integramos una comunidad.

El autor es economista de la UANL con Maestría de Análisis Político y Medios de Información por la Escuela de Graduados y Administración Pública (EGAP) del Tecnológico de Monterrey.

Opine usted: erivera@elfinanciero.com.mx

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.