El petróleo y las energías renovables
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El petróleo y las energías renovables

COMPARTIR

···
menu-trigger

El petróleo y las energías renovables

bulletLos yacimientos no van a durar toda la vida, todos tienen un volumen de producto, el cual en algún momento llegará a su fin, es decir los pozos se secarán.

Opinión MTY S-TRUCTURA ENERGÉTICA Luis González Villarreal
07/03/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Luis González Villarreal
Luis González VillarrealFuente: Cortesía

Estimado lector, el petróleo es un producto no renovable que desde su descubrimiento ha generado un crecimiento acelerado en la población. En México estamos viviendo una era de transformación energética, en la que se dio la apertura de la exploración y la extracción, en búsqueda de nuevos yacimientos.

Pero hay que dejar claro que los yacimientos no van a durar toda la vida, todos tienen un volumen de producto, el cual en algún momento llegará a su fin, es decir los pozos se secarán.

Claro que es de vital importancia el activar la producción petrolera del país y con los grandes rendimientos que proporcionen, podremos eliminar la pobreza y transformar a México en un país avanzado, ya que gradualmente los cambios tecnológicos podrían dejar fuera este producto. Hay que recordar que la edad de piedra no se terminó por que se terminarán las piedras.

Aquí surge la pregunta: ¿Qué es lo más conveniente como proyecto energético para el corto y largo plazo para los mexicanos?

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) está invirtiendo en reactivar la refinación nacional, en construir una nueva refinería, dejando que las petroleras que ganaron las rondas reactiven la producción en conjunto y por separado de Pemex, también estamos viendo un fortalecimiento de la CFE, una renovación de las hidroeléctricas y un crecimiento en las energías renovables como lo son la eólica y la solar.

Muchos yacimientos se han agotado, en los Estados Unidos (EU) en los años 70 la producción de petróleo se dio a la baja y pasaron de ser grandes productores a ser importadores de dos terceras partes de su demanda energética, claro que las cosas siguen cambiando, actualmente gracias al polémico “Fraking”, han dejado de importar y casi convertirse nuevamente en exportadores. La demanda global de energía va en aumento, países como China y la India demandan día a día mayores cantidades de petróleo, esto aunque se tarde algunas décadas, nos llevará al agotamiento de este gran recurso.

Como nuestra dependencia al petróleo se encuentra tan arraigada, ocupamos como nación ir evaluando distintas formas de transporte que nos ayuden a disminuir nuestra dependencia, pero como hasta el momento el petróleo ha sido abundante, los precios no se han disparado, pero conforme lleguemos a la curva en la que la demanda supere a la oferta, iniciaremos un proceso de aumento de precios, lo cual podría traer una grave crisis no solo a nuestro México sino para todos los países.

Según los expertos este pico lo estaremos viviendo entre los años 2025 y 2040. Por este motivo es muy importante el apoyar a las energías renovables y buscar todas las alternativas para disminuir el consumo del petróleo.

Con las energías hidráulicas, eólica y la solar, podríamos disminuir en gran medida la dependencia de los energéticos provenientes del petróleo para las empresas y los hogares, el gran reto se encuentra en el transporte.

Actualmente de cada barril de petróleo más del 75 por ciento se utiliza para la fabricación de gasolinas y diésel, producto que únicamente quemamos para transportarnos.

Cuando la demanda supere a la oferta y los precios del petróleo se fijen al alza, hasta el trasladarnos por avión podría resultar ser un lujo casi inalcanzable. En lo que respecta a los automóviles posiblemente los veremos con nuevas tecnologías revolucionarias, algunas de ellas más eficientes y ecológicas, aunque a precios más competitivos a medida que se comercialicen en gran escala.

Estimado lector es importante que el gobierno de AMLO, las universidades, los empresarios de Nuevo León y de todo México, formen personal técnico capacitado para la industria del petróleo. Pero antes hay que realizar un análisis claro, ya que nos encontramos viviendo una era que está por entrar en una etapa de cambio. Por este motivo hay tener una clara visión del futuro y generar el desarrollo de profesionales para las nuevas necesidades tecnológicas de la industria energética.

Los combustibles fósiles gradualmente aumentarán sus precios y se terminarán, si no estamos preparados esto podría generar conflictos políticos y guerras, entre otras calamidades. Y si hablamos del medio ambiente, podemos decir: Para que hoy podamos tener energía, estamos sacrificando el planeta que nuestros hijos heredarán, sin duda, ¡debemos hacer algo!

Gracias, ¡Hasta la próxima!

El autor es CEO de Petroland, ex Director General de Franquicias Pemex y constructor de Estaciones de Servicio. También es Comercializador Autorizado de la CRE; miembro del Petroleum Equipment Institute y del National Associaton of Convenience Stores (PEI/NACS) y Consultor en temas de Energía.

Opine usted: lgonzalez@petrolandmx.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.