El combate al huachicol no se refleja en las finanzas de Pemex
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El combate al huachicol no se refleja en las finanzas de Pemex

COMPARTIR

···
menu-trigger

El combate al huachicol no se refleja en las finanzas de Pemex

bulletSe dijo que el robo de combustibles superaba los 60 mil millones de pesos y que la ordeña de ductos y el robo “Institucional” desde dentro de la propia empresa, rondaba los 80 mil barriles diarios, por lo que se tomaba la decisión de combatir este desfalco.

Opinión MTY COMENTARIO ECONÓMICO Marco A. Pérez Valtier
08/05/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Marco Pérez Valtier
Marco Pérez ValtierFuente: Félix Vásquez

Como todos sabemos, a finales del mes de diciembre del año pasado, la presente administración emprendió un ataque frontal contra el robo de combustibles que ha venido sufriendo Pemex, instrumentando una agresiva estrategia de cierre de ductos, que provocó el desabasto de gasolinas y de diésel, en muchos estados de la República, generando, además de importantes pérdidas económicas, el malestar generalizado de la población.

En ese entonces, se dijo que el robo de combustibles superaba los 60 mil millones de pesos y que la ordeña de ductos y el robo “Institucional” desde dentro de la propia empresa, rondaba los 80 mil barriles diarios, por lo que se tomaba la decisión de combatir este desfalco, a pesar de los inconvenientes y las molestias que pudiera ocasionar esta decisión de cerrar ductos.

A dos meses de haber iniciado estas acciones contra la delincuencia Huachicolera, el Director de Pemex declaró que se había ganado ya esta guerra, y que el robo de combustibles había bajado de 81 mil barriles diarios en noviembre, a 56 mil barriles diarios en diciembre, a 18 mil barriles diarios en enero, y estimaba que en febrero de este año, rondaría los 10 mil barriles diarios el robo de combustibles.

El Presidente López Obrador, al cumplir sus 100 días de gobierno, los primeros días de marzo, también hizo alusión a esta victoria, ubicando el robo de combustible sobre los 15 mil barriles diarios, aunque señalaba una reducción del 95 por ciento en este ilícito.

Sin embargo, esta victoria debería reflejarse, tanto en mayores ventas de gasolinas y de diésel por parte de Pemex, así como en mayores ingresos por ventas nacionales, ya que ahora NO le roban los combustibles, y los expendedores, que antes adquirían el combustible robado de los Huachicoleros, deben adquirir el combustible de manera legal, ya sea importándolo, o comprándoselo en Pemex.

La situación es que el volumen de gasolinas importadas ha decrecido en los primeros meses de este año, mientras que las ventas internas de Pemex, después de caer fuertemente durante el mes de enero, apenas empiezan a recuperar sus anteriores niveles, previo al combate del robo de combustible, situación que pone en duda la versión oficial, tanto del monto robado, como de la reducción en casi 95 por ciento.

De hecho, las ventas de gasolinas y de diésel reportadas por Pemex para el mes de marzo, de 723 mbd y 312 mbd respectivamente, en conjunto, si bien son 3.7 por ciento superiores a los volúmenes vendidos durante el mes de enero, (37 mbd más) comparados con el volumen vendido hace un año, son 9.5 por ciento inferiores, que equivalen a 109 mbd MENOS de lo vendido en marzo del año pasado.

Es decir, algo NO CHECA, pues si se detuvo el robo de combustibles, lo lógico es que ahora Pemex tenga MÁS gasolinas disponibles para la venta, pero los números oficiales NO lo reflejan.

De hecho, hay aún más inconsistencias en las estadísticas de Pemex, ya que la extracción de barriles ha decrecido 11 por ciento en los primeros meses del año, (con relación al año pasado), pero está prácticamente igual que al inicio del sexenio, mientras que la exportación de crudo ha crecido ligeramente, es decir, los barriles extraídos del subsuelo que se han quedado en el país, para ser refinados, vienen decreciendo, mientras que la producción nacional de gasolinas viene subiendo, de 173 mbd al cierre del 2018, a 200 mbd en Marzo, mientras que la producción del diesel ha crecido en 23 por ciento, pasando de 99 a 123 mbd para el mismo periodo, cuando hay menos crudo para refinar.

Y si recordamos que en el mes de enero de este año, el Gobierno Federal reportó MAYORES ingresos petroleros de casi 25 por ciento, situación que a todas luces era ilógica y contraria a la evolución de las estadísticas petroleras, lo que lo ha obligado a ir corrigiendo paulatinamente este desempeño, hasta reportarlo ya en números rojos, la percepción de manipulación estadística es muy grande y fundamentada.

El IEPS Federal a las gasolinas también se ha presentado con fuertes inconsistencias, y ahora incluso lo ajustan a la alza en 14 mil millones de pesos, cuando el subsidio ya rebasa el 40 por ciento de la cuota, por lo que definitivamente NO va a cuadrar esta recaudación para finales de año.

El autor es especialista en estudios económicos y de finanzas públicas. Actualmente ocupa el cargo de Socio Economía en Pérez Góngora y Asociados.

Opine usted: mperezv@perezgongora.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.