Disminuyen perspectivas de crecimiento
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Disminuyen perspectivas de crecimiento

COMPARTIR

···
menu-trigger

Disminuyen perspectivas de crecimiento

bulletLa desaceleración de la economía se explica por la disminución del gasto público en el primer trimestre del año.

Opinión MTY UANL Cesáreo Gámez
03/05/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Cesáreo Gámez, es profesor de la Facultad de Economía de la UANL.
Cesáreo Gámez, es profesor de la Facultad de Economía de la UANL.Fuente: Cortesía

Los diversos indicadores disponibles apuntan a una desaceleración del crecimiento de la economía mexicana en 2019; en otras palabras, a la repetición, una vez más, de la “maldición del primer año”, que se manifiesta de manera recurrente en los años iniciales de cada sexenio.

En primer lugar, de acuerdo con la estimación oportuna de producto interno bruto (PIB) dada a conocer por el INEGI, el PIB de México creció a una tasa de 1.2 por ciento durante el primer trimestre del año.

El crecimiento fue de 5.9 por ciento en las actividades primarias, ligadas al sector agropecuario, mientras que las actividades terciarias, que incluyen el comercio, los transportes y los servicios en general, registraron una tasa de 1.9 puntos porcentuales.

Por otro lado, el sector secundario, que abarca la industria manufacturera, la construcción, la minería y la provisión de servicios de electricidad, disminuyó 0.7 por ciento en los primeros tres meses de 2019.

En buena parte, la desaceleración de la economía se explica por la disminución del gasto público en el primer trimestre del año. De acuerdo con información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el gasto total del Gobierno Federal se redujo 6.9 por ciento en términos reales durante el primer trimestre de 2019.

La contracción del gasto público alcanzó dimensiones dramáticas en algunos rubros. Entre estos se encuentran los gastos en inversión física, que cayeron 71.0 por ciento, obras públicas (-71.8 por ciento), subsidios (-32.2 por ciento) y servicios generales, que cayeron 13.6 puntos porcentuales en el primer trimestre del año.

Uno de los sectores más afectados por la contracción del gasto público fue la industria de la construcción. La producción generada en la construcción disminuyó 2.4 por ciento en el primer bimestre del año, destacando la caída en la edificación, con 5.0 puntos porcentuales.

El comportamiento del PIB y del gasto público en el primer trimestre de 2019 se ha reflejado también en las perspectivas de corto plazo. En la última Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado, levantada por el Banco de México a finales de abril, las perspectivas de crecimiento se ajustaron a la baja. Los especialistas del sector privado anticipan crecimientos de 1.52 y 1.72 por ciento, para 2019 y 2020.

También las perspectivas para el crecimiento de México se ajustaron a la baja en el más reciente reporte World Economic Outlook (WEO) dado a conocer recientemente por el Fondo Monetario Internacional (FMI). El WEO anticipa crecimientos de 1.6 y 1.9 por ciento, respectivamente, para 2019 y 2020.

“En México, ahora se proyecta que el crecimiento se mantenga por debajo de 2 por ciento en 2019–20, una revisión a la baja cercana a 1 punto porcentual en ambos años en relación con lo señalado en octubre. Estos cambios reflejan en parte variaciones en las percepciones sobre la dirección de las políticas en el nuevo gobierno” señalan los analistas del FMI.

Como podemos observar, se están presentando otra vez los ingredientes de la “maldición” del primer año, fenómeno que se ha registrado en once de los últimos doce sexenios en México.

Lo anterior contrasta con las diversas estimaciones oficiales de alcanzar tasas de entre 4 y 6 por ciento en el mediano plazo. Será necesario observar detenidamente el comportamiento de los diferentes indicadores y las decisiones que se tomen por parte de los funcionarios del nuevo gobierno para constatar si los objetivos de mediano plazo son alcanzables, o si los desechamos como una ilusión sexenal más.

E NL CUARTO NACIONAL

La economía de Nuevo León creció 4.2 por ciento durante el cuarto trimestre de 2018, de acuerdo con el Indicador Trimestral de Actividad Económica Estatal (ITAEE), elaborado por el INEGI.

Esto ubica a nuestra entidad en cuarto nivel nacional superando al ITAEE registrado a nivel nacional, que mostró un crecimiento de 1.6 por ciento.

El sector más dinámico en Nuevo León durante el cuarto trimestre fue el secundario, con una tasa de 4.6 por ciento, seguido por el sector terciario, con 3.9 por ciento. El sector primario registró un crecimiento de 5.1 puntos porcentuales.

El autor es economista de la UANL, con Doctorado en la Escuela de Graduados de Administración y Dirección de Empresas (EGADE) del ITESM. Es profesor de la Facultad de Economía de la UANL y miembro del SNI-Conacyt.

El autor es economista dela UANL, con Doctorado en la Escuela de Graduados de Administración y Dirección de Empresas (EGADE) del ITESM. Es profesor de la Facultad de Economía de la UANL y miembro del SNI-Conacyt.

Opine usted: cesareo.gamezgr@uanl.edu.mx

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.