Monterrey

Destacan opacidad en uso de cuotas del STPRM

Una de las obligaciones que se tienen dentro de los sindicatos son las cuotas que malamente no se han manejado con claridad en décadas.

TAMPICO, Tamps.- Las cuotas que cobran en el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) sección Uno, son en su conjunto millonarias, cada trabajador paga conforme a su categoría cuotas que van desde los 155 pesos hasta 270 y 300 pesos a la catorcena, recursos que no se sabe a dónde van a parar.

Tan sólo en la Sección Uno, en Ciudad Madero, hay seis mil trabajadores sindicalizados que pagan un promedio de 155 pesos por catorcena, y en la Sección 3 son mil 800 sindicalizados.

En Tamaulipas están las secciones 1, 3, 33 y 36, con un promedio de 21 mil 376 trabajadores.

"Son más de 100 mil trabajadores en el sindicato a nivel nacional, se paga en promedio 155 pesos, el sindicato tiene propiedades que se supone están rentadas y otros ingresos que deben ser empleados para las necesidades, como contar con un espacio de convivencia familiar, que algunos han desaparecido, tenemos una caja de ahorro y por otro lado el dinero que se maneja en préstamos es con un interés alto, a diferencia de otras secciones como la 3 y la de jubilados que tenía un interés más accesible", declaró Hugo Carlos Venegas, ex candidato a la secretaria general sección uno del STPRM.

Advirtió que es un círculo vicioso por la opacidad que hay de ese dinero que se mueve en la sección uno.

"Debe tener un destino, no solo darle vuelta para prestar, hay gente trabajadora que ahorra y es la manera como sostiene la caja y vemos que hay fugas de dinero, la verdad lo que afecta es la opacidad, es la manera como se maneja, si todo se trasparentara, todos estaríamos contentos", indicó.

Señaló que hay desconfianza en lo que ha pasado con las propiedades donde hay tres tiendas de autoservicio instaladas en la zonas sur, y que son terrenos estratégicos y grandes que cuestan un dineral que son propiedad del sindicato petrolero.

"Una de las obligaciones que se tienen son las cuotas, de ahí puede salir para diversos apoyos que malamente no se han manejan con claridad en décadas, en el caso de la Sección Uno del sindicato petrolero, lo ideal es la transparencia del ingreso de estos recursos y su destino".

Añadió que "es lo que ha faltado que se transparente totalmente y se haga de conocimiento a la clase trabajadora periódicamente para que sepamos que se está haciendo con ello, más que nada la opacidad perjudica a todo sindicato, la razón es buena, el manejo es el malo, es como están siendo manejados".

Recientemente se desató el escándalo de los fraudes en becas para trabajadores petroleros, donde fueron despedidos 143 trabajadores de la Refinería Madero por haber incurrido en un fraude de becas, lo que desató la molestia por los trabajadores ya que fueron señalados representantes del sindicato que estuvieron coludidos.

El fraude de las becas inició en 2013, cuando funcionarios de Pemex del área de relaciones laborales emitían el pago de becas piratas a nivel nacional.